Episodi 11

La Ciencia Imprescindible no se detiene

Ciencia Imprescindible es este podcast que empezamos a realizar con el apoyo de las becas ‘Premis Barcelona 2020’ y la colaboración de las Bibliotecas de la ciudad. Hicimos 10 episodios, que podéis escuchar y disfrutar aquí, y entonces… Entonces nos quedamos con ganas de más.

Así que ¡seguimos!
Continuamos dando respuesta a las dudas e inquietudes que recogimos durante la primera fase del proyecto y que nos siguen llegando, con la voluntad de ir construyendo el ‘Currículum científico de la ciudadanía‘.

Es inevitable: volvemos a hablar de emergencia climática
Que el cambio climático preocupa no es una novedad; de hecho, en el episodio 4 del podcast ya hablábamos de ello. Pero ahora, aprovechando la ocasión de la publicación del informe del IPCC sobre cambio climático de febrero de 2022, intentamos dar respuesta a algunas de las preguntas que quedaron en el tintero.

El informe de febrero se centra en los impactos, adaptación y vulnerabilidad asociada al cambio climático. En abril, se publicará otro, que girará en torno a cómo amortiguar el cambio climático… y ya volveremos a hablar de ello, que el tema interesa.

Antes, una crítica constructiva: el informe del IPCC, que puede encontrarse en abierto y es accesible para cualquier persona que quiera consultarlo, es realmente un documento muy robusto, muy técnico, muy árido. Tiene más de 3500 páginas y un montón de referencias y códigos que hacen la lectura bastante pesada.

¿Dónde queda, pues, su voluntad divulgativa? ¿No se pretendía implicar a toda la sociedad?

Se trata de un informe teóricamente dirigido a personas que participan en toma de decisiones. El problema, quizás, es que la mayoría de estas personas no tienen por qué ser expertas en estos temas y si se hubiera redactado con una intencionalidad más comunicativa, se conseguirían mejor los objetivos.

La aridez del informe contribuye, además, a que la gente que lo quiera consultar se quede con la idea de que la ciencia y la tecnología es gris y hermética. Cuando no es así. Esto juega en contra de la principal dificultad que tiene ahora la lucha contra el cambio climático: conseguir que todo el mundo tome conciencia.

¿Nos está afectando ya al cambio climático? La respuesta es un sí rotundo
La primera afirmación categórica del informe es – y no podía ser de otra forma – impactante: las condiciones de la vida en la tierra ya están cambiando y tienen efectos muy profundos en los seres vivos.

Salva Ferré y Bea Cordero, las voces del podcast, parten de esta conclusión para llegar a otras… no más optimistas. Nos explican que aunque algunas personas argumentan que las condiciones en el planeta Tierra han cambiado durante toda su historia y tampoco ha sido tan grave, porque las especies se han adaptado al cambio; el problema ahora es que el cambio está siendo muy brusco y no hay margen de tiempo para adaptarse.

Así de crudo: los cambios bruscos conducen a extinciones. Y los cambios bruscos a nivel planetario conducen a extinciones masivas. “La humanidad está provocando, entre otras cosas, una extinción masiva. Y teniendo en cuenta que nuestra supervivencia como sociedad depende de las especies con las que compartimos el planeta, nos estamos haciendo un harakiri”, afirma Salva en un momento dado de la locución.

Y Bea añade: “¿La naturaleza sobrevivirá al cambio climático provocado por la humanidad? Es algo más que probable. Pero quizás la humanidad no esté para describirlo”.

¿Estamos a tiempo de frenar el cambio climático? La respuesta es que no. Pero con matices
El informe del IPCC indica, quizás en un intento de mostrar algo de luz, que las acciones que se han tomado hasta ahora para reducir impactos ambientales han tenido ciertos efectos.

Entonces… se trataría de seguir tomando estas decisiones. De aceptar que el planeta ya ha cambiado y que ahora se trata de conseguir que no cambie hasta puntos que no permitan la vida humana como la conocemos ahora.

Tal y como comentan Bea Cordero y Salva Ferré, lo que parece claro es que la emergencia climática no la solucionaremos las ciudadanas y los ciudadanos individualmente. Ni reciclando más, ni yendo en bicicleta, ni bajando unos grados la calefacción. Las acciones individuales son necesarias, sí, pero no suficientes.

¿Qué podemos hacer entonces? Activismo. Si mostramos nuestro interés y nuestra preocupación en el cambio climático, quizás provoquemos el cambio en el ámbito de partidos políticos y de gobierno. Por ejemplo, si, como consumidores, elegimos productos y servicios de cooperativas, entidades y empresas que no contribuyan al cambio climático, el resto de empresas tendrán que acabar adaptando.

La ciencia adora las preguntas
¿Os hemos despertado el gusanillo?
¡Pues a escuchar el episodio 11 de Ciencia Imprescindible! Esperamos que os resulte interesante y que, sobre todo, os genere más preguntas. ¡Adoramos las preguntas!

Encontrarés todos los capítulos del podcast Ciencia Imprescindible aquí.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.