#AdventCientífic

#AdventCientífic

Un Calendario de Adviento es un calendario de “cuenta atrás”. Dice la wikipedia que este tipo de calendarios eran muy frecuentes cuando mucha gente no sabía contar, y que se utilizaban antes de las festividades importantes (Navidad, Pascua, Todos los Santos, etc).

Ahora ya sabemos contar (¿no? 🤔), pero los seguimos utilizando por tradición.

Desde Eduscopi hemos preparado un calendario, digital y lleno de curiosidades científicas, que iremos descubriendo desde el día 1 de diciembre y hasta el día 24.

Así que, con todos ustedes, ¡el Calendario de Adviento de las curiosidades científicas!

12345
6789101112
13141516171819
2021222324

1 de diciembre

¿Sabéis aquello tan típico que hemos oído (¡y dicho!) tantas veces de “¡no cojas frío, que te enfriarás!”? ¡Pues no es cierto, tú!
Nos lo explica la gran Hiperactina en este vídeo:


2 de diciembre

¡Qué frío hace! Sin embargo, sin ánimo de deprimiros, debemos decir que todavía no es invierno. Así que aprovechemos y hablemos del otoño.
La curiosidad científica de hoy va por ahí… ¿Por qué cambian de color las hojas de los árboles en esta estación del año?

En otoño es cuando empezamos a tener menos horas de luz y comienzan a bajar las temperaturas, entonces se detiene la producción de clorofila. Y si se retira la clorofila aparecen los pigmentos marrones de la hoja que hasta entonces quedaban escondidos por esa sustancia.
Hablamos de los árboles de hoja caduca, que después perderán las hojas para que las ramas se renueven con nuevos nutrientes.

El caso es que ese cambio de color se ha convertido en un espectáculo en muchas zonas del mundo. De hecho, en Japón ponen nombre a este fenómeno. Lo llaman Momiji, que según una leyenda era una mujer endemoniada, una especie de bruja, que vivía en la “Cueva de los demonis” y tenía aterrorizada a toda la población de la zona. Pero este último dato no lo tenemos contrastado científicamente así que lo dejaremos aquí y nos dedicaremos a contemplar el espectáculo (¡los japoneses lo tienen incluso calendarizado!)


3 de diciembre

Qué placer ese día que tienes tiempo para merendar y te calientas un vaso de leche, quizás te pones un poco de cacao o de miel para endulzar lo que queda de tarde, y coges unas galletas… ¡Y qué rabia cuando la galleta se rompe antes de llegar a la boca!

Al físico australiano Len Fisher cosas como éstas le sacaban de quicio. Tanto, que se dedicó a calcular cómo coger la galleta para que no se rompa y con qué grado de inclinación hay que acercarla al vaso de leche. Lo explica en su libro “Cómo mojar una galleta”, junto con otras aplicaciones cotidianas de la ciencia, como freír un huevo de manera óptima o cómo mejorar la vida sexual con la ayuda de los principios de la física.

Quizás os interese más este último tema que el de la galleta, pero sintiéndolo mucho aquí haremos el spoiler que os permitirá disfrutar de la merienda y por los temas de cama ya os compraréis el libro.

Para entender cómo mojar una galleta en una taza de leche caliente debemos comprender las fuerzas que atraen un líquido en el interior de los materiales porosos y, en este caso práctico, saber qué ocurre cuando el líquido penetra en el alimento. Fisher aplica aquí la teoría de la capilaridad y una de las conclusiones a las que llega es que es necesario “sujetar la galleta horizontalmente, con un único lado en contacto con la superficie del líquido”. De este modo el líquido sólo llega al plano medio de la galleta para que ésta se empape, mientras que si se coloca plana sobre la taza, la leche debe viajar dos veces más lejos, es decir, de una cara a otra de la galleta, y es entonces cuando se ablanda se rompe.


4 de diciembre

Para que se produzca un eclipse total de sol, el Sol, la Luna y la Tierra deben estar alineados. Y esto es lo que ha pasado este 4 de diciembre y se ha podido ver desde… la Antártida y el sur de África.

¿Qué nos queda un poco lejos? Cierto. Pero la NASA lo ha retransmitido en directo a través de Youtube y de la página nasa.gov/life. El problema es que habréis tenido que levantaros temprano para seguir el streaming desde el glaciar Union de la Antártida, porque todo esto ocurría a las 6:05 de la mañana, hora nuestra.

En cualquier caso, si no hemos podido disfrutar de la experiencia en directa, al menos podemos buscar imágenes en diferido. Entra en las redes y busca las etiquetas #TotalSolarEclipse y #SolarEclipse2021. ¡Es espectacular!

Ha sido el único eclipse de este tipo este 2021 y deberemos esperar hasta el 30 de abril del 2022 para ver otro, en este caso parcial.


5 de diciembre

Para los que sois más de Reyes y no tanto de Papá Noel, os contamos la historia para que os ubiquéis: Rudolph es uno de los nueve renos que tira el trineo mágico con el que viaja por el mundo repartiendo regalos el famoso Santa Claus. De los nueve renos, dice la leyenda que Rudolph fue el último en unirse al grupo, pero resulta que es el más popular por un hecho curioso que le caracteriza: tiene la nariz roja.

Aquí los científicos se preguntan… ¿Por qué tiene la nariz roja ese reno?

Y sí, tiene una explicación científica. Resulta que la microcirculación nasal de los renos tiene una densidad vascular un 25% superior a la de los humanos. Esto es así porque les ayuda a protegerse de la congelación y regular la temperatura del cerebro. La contrapartida estética: su nariz tiene un tono rojizo.
En el caso de nuestro amigo Rudolph, su nariz es de un rojo intenso y, además, brilla. Pero es que claro, todo el mundo sabe que la pobre bestia debe tirar del trineo cargado de regalos bajo temperaturas realmente extremas.

Cuando decimos que los científicos se hacen preguntas como ésta, no lo decimos en broma. Hay toda una investigación y un estudio detrás. Leed, leed.


6 de diciembre

Seguramente muchos de vosotros aprovecharéis este puente para sacar del trastero aquella caja donde guardáis los adornos de Navidad y las figuritas del pesebre, y empezaréis a preparar la casa para las Fiestas.

Pues, un consejo: para el pesebre, olvidémonos del musgo.

¿Por qué? Pues porque debemos protegerlo. Es una especie protegida.

Algunos datos sobre estas plantas no vasculares que hará que les tengáis cierta estima:

  • Se estima que los musgos abandonaron la vida acuática hace unos 350 millones de años, dando lugar, junto con los helechos, a las plantas terrestres actuales.
  • Tienen una gran capacidad de retención de agua y nutrientes y son el hábitat de muchos animales pequeños, sobre todo invertebrados, como el Oso de agua, considerado uno de los seres vivos más resistentes en la Tierra.
  • La mayoría de especies de musgo son muy sensibles a la contaminación ambiental, siendo un buen indicador medioambiental del entorno en el que viven.

7 de diciembre

¿Has pillado la gripe o un resfriado de narices? Pues ponte cómodo y reposa. Por mucho que quieras correr, ningún antibiótico hará que te recuperes antes. Por una explicación muy sencilla: la gripe la causa un virus y los antibióticos sólo matan bacterias.

Pero es que, aparte de no curarte, si tomas antibiótico cuando no es necesario, lo empeoras. Y no sólo por ti, sino que es un riesgo social. Se calcula que los catalanes consumimos 13 dosis de antibióticos al día por cada millar de habitantes, según datos del Departament de Salut. Una cifra que no baja aunque cada vez hay más bacterias que se vuelven resistentes a estos medicamentos.

El abuso de antibióticos es uno de los motivos de que cada vez haya más superbacterias. Las superbacterias son microorganismos unicelulares multirresistentes a los antibióticos, y ahora mismo son responsables de 700.000 muertes al año. Para tratarlas es necesario utilizar otros antibióticos de segunda línea o de reserva.

Y ya que estamos, otro consejo. Si el médico te ha recetado antibiótico porque sí sufres alguna infección bacteriana, sobre todo termina siempre el tratamiento.
Porque cuando empezamos a tomar antibiótico para combatir unas bacterias, las primeras bacterias que morirán serán las más débiles. Para matar a las bacterias más fuertes es necesario tomar el medicamento de forma continuada durante los días que toca y acabar de rematarlas. Si no lo hacemos, habremos eliminado las bacterias débiles y sólo quedarán las más resistentes. Y cuando se reproduzcan las bacterias más resistentes tendremos una colonia o una infección sólo de bacterias resistentes. Y si esto se hace muchas veces, las bacterias se irán convirtiendo en superbacterias muy difíciles de matar.

Míriam Rivera, de #Biomiics, nos lo explica más claro que el agua con una infografía que puedes ver clicando aquí.


8 de diciembre

Cada día huele más a fiestas navideñas y ya empezamos a ver árboles de Navidad por todas partes. Hay muchos y de muchos tipos… Ahora bien, la duda que seguro nos surge cuando nos disponemos a plantearnos qué árbol de Navidad instalar en nuestro comedor es cuál será más ecológico, uno natural o uno de artificial?

Pues es necesario tener en cuenta diferentes factores.

“Un árbol de plástico de unos dos metros de alto, si calculamos todo el ciclo de producción, puede llegar a generar el equivalente a 40 kg de CO2. En cambio, un árbol natural cultivado en una cantera apenas llega a una décima parte. Por tanto, si aguantamos el de plástico más de 15 años, podría haber una equivalencia”, esto lo decía Adriano Raddi, en una entrevista en la radio del 2019, el entonces responsable del programa de Bioeconomía y Gobernanza del Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Catalunya.

“Ahora bien, desde el punto de vista medioambiental hay otros muchos elementos a tener en cuenta. El árbol natural fomenta la economía local, fija a la población rural y contribuye a la prevención de incendios, entre otros beneficios. Cuando las fiestas terminan, los ayuntamientos recogen los árboles y se hace compuesto para obtener abono. Por otro lado, por cada árbol vendido se planta otro en su sitio. En cambio, el artificial suele venir del extranjero –con la contaminación que comporta el transporte– y genera residuos nocivos”, ésta era la opinión de Xavier Gabarrell Durany, en la misma entrevista, el entonces director del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales y catedrático del departamento de Ingeniería Química de la UAB.

Por lo general, los expertos apuestan por los árboles de Navidad naturales, insistiendo en la necesidad de mirar bien de dónde provienen, cuidarlos debidamente y no abandonarlos de cualquier manera una vez pasadas las Fiestas.

En cualquier caso, lo que seguro que es aún más ecológico es tener por árbol de Navidad algún árbol o planta que podamos seguir cuidando después de los días de fiesta, que se pueda quedar en casa con nosotros.
O, teniendo en cuenta que lo que también contamina, y mucho, son las guirnaldas y lucecitas que ponemos… ¿qué tal poner ingenio, imaginación y trabajo manual? DIY (do it yourself)! Podemos hacer nuestro árbol de Navidad con materiales de uso cotidiano o con objetos reutilizados, palés, ramas secas, telas, etc. Tendremos, seguro, el árbol más original y personalizado del vecindario.


9 de diciembre

Tal día como hoy de hace 42 años, una comisión mundial certificaba la erradicación de la viruela, una enfermedad muy contagiosa que había afectado a la humanidad durante miles de años, causando la muerte de más de 300 millones de personas sólo en el siglo XX y dejando ciegos o con terribles desfiguraciones a los que conseguían sobrevivir.

Se logró acabar con la viruela gracias a una coordinación mundial de diez años, encabezada por la Organización Mundial de la Salud. Participaron profesionales sanitarios de todo el mundo, administrando millones de vacunas para acabar con la pesadilla.

En el control de las enfermedades existen cuatro niveles. El primero es el control, cuando la enfermedad sigue en la población, pero las medidas que se implementan mantienen la enfermedad en un nivel controlable. Luego está la eliminación, cuando la enfermedad desaparece de una parte del mundo, pero no en todas partes. Posteriormente viene la erradicación, que es cuando la enfermedad ha sido borrada del mapa en todo el mundo. Y hay un nivel más alto que se llama extinción, que es cuando el agente, o virus, ya no existe ni en la naturaleza ni en el laboratorio.

Hoy en día, la única enfermedad humana que ha sido erradicada es la viruela.

«Ahora que el mundo se enfrenta a la pandemia de la COVID 19, la victoria de la humanidad frente a la viruela nos recuerda lo que se puede conseguir cuando las naciones se unen para combatir una amenaza común para la salud», afirmó el director general de la OMS, el dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un acto público el pasado año.


10 de diciembre

Hoy hace 100 años que Albert Einstein ganó el Premio Nobel de Física. Pero el galardón no ganó por su descubrimiento más famoso y, para muchos, más importante (hablamos de la Teoría de la Relatividad, sí), sino por sus explicaciones sobre el efecto fotoeléctrico y sus numerosas contribuciones a la física teórica.

En el artículo “Un punto de vista heurístico sobre la producción y la transformación de luz”, Einstein proponía la idea de «cuanto» de luz (ahora lo llamamos fotón) y mostraba cómo se podía utilizar este concepto para explicar el efecto fotoeléctrico . Su teoría constituyó uno de los pilares básicos de la mecánica cuántica.

Pero vayamos a lo interesante… ¿por qué no le dieron el Nobel por la Teoría de la Relatividad que, sin desmerecer sus otras aportaciones, era incuestionablemente el descubrimiento más significativo en física desde hacía años?
Pues aquí hay varias teorías. Hay quien dice que se debió a los prejuicios que despertaba el personaje por el hecho de ser judío, socialista, internacionalista y pacifista, pero en todo caso, lo que es seguro es que lo que planteaba el genio alemán era, en esa época, todavía una idea muy controvertida.

Lo que dijeron los miembros del Comité de los Nobel en su momento para justificar su decisión fue que la relatividad no era física, que la relatividad “trataba de tiempo y espacio, por tanto, era metafísica. Y la metafísica es filosofía y la filosofía no es física”.

Cosas que pasan…


11 de diciembre

En 2020, dos mujeres compartieron el Premio Nobel de Química: Emmanuele Charpentier, microbióloga y bioquímica francesa, y Jennifer Doudna, bioquímica estadounidense. El prestigioso galardón premiaba su trabajo en el desarrollo de un método para la edición del genoma.

Ambas científicas marcaron un antes y un después en el campo de la genética molecular, demostrando el proceso que tiene lugar cuando las bacterias son invadidas por segunda vez por un virus. Su investigación descubrió que, cuando esto ocurre, se produce la destrucción del ADN viral por medio de una proteína llamada CAS9, y este descubrimiento abrió un enfoque completamente nuevo para la edición del genoma, al ofrecer una técnica para eliminar o añadir ADN en ubicaciones concretas y realizar cambios específicos en las secuencias de ADN de una manera mucho más sencilla y eficiente.
Al poder alterar el ADN se ha abierto el camino para modificar el genoma con fines médicos, como corregir defectos genéticos. Y hoy día ya constituye una tecnología que se aplica en laboratorios de todo el mundo para desarrollar nuevos tratamientos biomédicos.

Emmanuele Charpentier celebra hoy su 53 cumpleaños.

Y sobre los Nobel y las mujeres…
Los Premios Nobel empezaron a concederse en 1901 en las categorías de Física, Química, Fisiología o Medicina, Literatura y Paz. Durante estos 120 años de existencia, el galardón ha sido otorgado 887 veces a hombres y 59 a mujeres (25 en categorías de Ciencias -que incluye Física, Química, Fisiología o Medicina y Economía- y 34 en Literatura y Paz). Marie Curie, que lo recibió dos veces, fue la primera mujer en ganarlo, en la categoría de Física, en 1903.


12 de diciembre

Los grandes hitos de la comunicación moderna no son los gifs animados que te ahorran tener que escribir, ni poder escuchar los WhatsApps de ese amigo plasta a doble velocidad, no. Uno de los mayores hitos históricos de la comunicación moderna pasaba hoy hace justo 120 años, cuando Guglielmo Marconi logró la primera comunicación radiofónica transatlántica.

Desde Cornualles, en Reino Unido, envió un mensaje a Terranova, Canadá. El mensaje consistía en una letra S “escrita” en lenguaje Morse. Pero el contenido es lo de menos, lo importante era que aquello demostraba que era posible transmitir señales inalámbricas a larga distancia, algo que desde hacía años los detractores de Marconi afirmaban que no sería posible debido a la curvatura de la tierra .


13 de diciembre

¿Sabías que el observatorio espacial Gaia, de la Agencia Europea del Espacio, está construyendo un mapa tridimensional de la Vía Láctea? La precisión del proyecto no tiene precedentes y los datos resultan muy útiles para poder descifrar misterios que hace años que los científicos buscan resolver, como la expansión del universo, el futuro del sistema solar, la formación de la Vía Láctea en el tiempo o bien cómo se distribuye la materia regular y oscura a toda la galaxia.

Por el momento, ya ha permitido determinar la ubicación y los movimientos de casi 2 mil millones de estrellas, así como medir con precisión unas 300 mil estrellas en un radio de 326 años luz del sistema solar.

Si quieres saber más de este proyecto, puedes sumergirte en la web de la European Space Agency y también asistir a la conferencia que precisamente hoy imparte Xavier Luri, del Instituto de Ciencias del Cosmos UB (IEEC/ICCUB), en la Biblioteca Sagrada Familia, dentro del marco del programa Los lunes, ciencia joven.


14 de diciembre

Aquello fue como una carrera (es algo típico de los humanos, esto de arriesgar la vida sólo por ser los primeros) y todo empezó por una discusión.

En septiembre de 1911, queriendo aprovechar un aumento de temperatura que hacía pensar en una primavera calurosa, salió una expedición rumbo al polo. Pero poco después de la salida, las temperaturas descendieron drásticamente hasta menos de –51 °C. Esto hizo que la expedición se frustrara y tuvieran que regresar rápidamente a Framheim. Y ahí empezaron las discusiones entre Amundsen y Johansen. Johansen acusaba a Amundsen de no haber reaccionado correctamente y éste le expulsó de la expedición. Amundsen no se quedó con los brazos cruzados, se reorganizó y formó un nuevo equipo para llegar al polo sur.

Esta pequeña expedición salió el 19 de octubre de 1911 con 4 trineos. Para comer: una ración personal diaria de 380 g de galletas, 350 g de pemmican, 40 g de chocolate y 60 g de leche en polvo. Durante el viaje, como podréis imaginar, pasó de todo. Desde tener que sacrificar a 24 perros y que estos sirvieran de alimento a los supervivientes, hasta tener que superar tormentas brutales.

Por último, y aquí la épica de la historia, el 14 de diciembre de 1911, Amundsen levantaba, en pleno polo sur, su primer campamento. Decidieron dejar una carta dentro de la tienda, para que quedara constancia de sus aventuras en caso de que no consiguieran acabar con vida el viaje de regreso.

La expedición de Scott, que fue bastante más desafortunada, llegaría al mismo sitio 34 días después. Se dice que pudieron leer la carta, pero tanto él como su equipo murieron en el viaje de regreso.

Cuando se compara una expedición y la otra suele definirse a Amundsen como un aventurero al que sólo le importaba ganar la carrera y que se preparó mucho para conseguirlo; y, en cambio, Scott puso la ciencia como objetivo prioritario. Tomó malas elecciones, como elegir caballos en lugar de perros o llevar una expedición demasiado numerosa y con demasiados científicos. Pero es que además dedicaba tiempo a tomar muestras geológicas, meteorológicas y biológicas.

Sea como sea… la foto histórica es ésta y la hizo Olav Bjaaland:


15 de diciembre

Cuenta la historia que cuando los tres Reyes Magos fueron a visitar al niño Jesús, cada uno de ellos llevaba un cofre con un regalo dentro. Melchor llevaba oro, Gaspar incienso y Baltasar mirra. Según la leyenda, el valor de esos obsequios era más simbólico que material. El oro se relaciona con el poder, el incienso con la adoración a Dios y la mirra representa la condición humana.

Pero… ¿y si le añadimos ciencia?

– ¿Por qué resulta tan atractivo el oro? Pues seguramente por su color dorado. El atractivo lo debe al tipo de transición de sus electrones, que absorben exclusivamente la luz azul y reflejan en mayor proporción las longitudes de onda del rojo y del naranja.

– El incienso… ¿y si su valor de antidepresivo? El incienso es el resultado de una preparación de resinas aromáticas vegetales entre las que se encuentra el olíbano. Éste se obtiene de los árboles del género Boswellia y ha sido estudiado como antidepresivo en modelo animal.

– Y la mirra… ¡tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias! Es una resina aromática vegetal, obtenida de una conífera.

Así que, además del simbolismo, los tres Reyes tenían muy claro que a un recién nacido no se le regalan bombones porque no los puede comer, al padre tampoco porque otro trabajo tiene, y a la madre menos aún, porque ya es bastante complicado regularizar el funcionamiento intestinal después de haber tenido el cuerpo ocupado durante 9 meses por un huésped, como para añadir alimentos restringentes.


16 de diciembre

Aviso a navegantes: no leas este post con niños alrededor. O, eres tú el niño o niña, haz el favor de dejar de mirar pantallas y ve a jugar a pelota.

Ahora, libres de peligro, pasamos a explicar el secreto de Santa Claus, Papá Noel, San Nicolás o cómo queráis llamarle:
¿cómo lo hace para visitar, en una sola noche, millones de casas, entrar sin ser detectado, dejar los regalos que correspondan (¡sin equivocarse!) y salir en silencio?

Arturo Quirantes, en su blog ‘El profe de física‘, tiene la explicación. Y es así de simple: Santa Claus es un sistema cuántico.

¿Te suena la teoría del gato de Schrödinger? Pues como está ya muy sudada, lo contaremos con un ejemplo de gallinas. Imaginemos un gallinero. Lo vamos a mirar primero con una mirada “clásica” y después con una mirada “cuántica”:

En el mundo clásico, podemos expresar perfectamente la posición de cada gallina, la velocidad con la que se mueve y dónde irá si sigue esa velocidad.

En el mundo cuántico, todo lo que podemos hacer es hablar de probabilidades. Es como si no pudiéramos ver a las gallinas porque hay un muro que no nos las deja ver. Podemos calcular, por ejemplo, la probabilidad de que una gallina se encuentre a menos de un metro de la comida, pero no sabremos dónde está cada gallina hasta que nos acerquemos a la pared y las miremos por un pequeño agujero. Dicho de otro modo: las gallinas tienen la probabilidad de estar en cualquier sitio.
Y si no hay muro, si las gallinas no se encuentran en un cercado, podemos decir que es posible que estén en cualquier sitio de… el universo.

¿Nos sigues? Estamos diciendo que una gallina cuántica se encuentra en todo el universo a la vez, en el sentido de que existe una probabilidad más o menos pequeña, pero no nula, que se encuentre en todas partes.
La gallina está contenida en una ecuación matemática de probabilidad, llamada función de onda. Cuando miramos, y sólo cuando miramos, la veremos en un sitio concreto, es lo que se conoce como colapso de la función de onda.

Y eso, amigos y amigas, es lo que le ocurre a Santa Claus. Lo explicamos en tres puntos:

1- Si fuera un sistema clásico, debería recorrer las casas de los niños una por una. Como sistema cuántico, tiene una función de onda que se extiende por los hogares de todos los niños (los que se han portado bien) del mundo, por lo que, en cierto sentido, está en todas partes a la vez.

2- Ignoramos el proceso exacto que utiliza en sus desplazamientos, pero actualmente se están realizando experimentos relacionados con un fenómeno llamado teleportación cuántica, que permite trasladar partículas de un lugar a otro de forma instantánea. Así que la cosa debe ir por ahí.

3- La insistencia en decir a los niños y niñas aquello de “si oís ruidos en el comedor, ¡ni se os ocurra ir a mirar quién hay!”, también tiene una explicación: si los niños miraran, la función de onda «colapsaría» y Santa Claus se encontraría en un solo lugar… ¿Cómo repartiría entonces los regalos por todo el mundo? ¡Debería volver a su estado cuántico! Y cuando tienes una sola noche para entregar regalos a todos los niños y niñas del mundo mundial, no puedes perder tiempo colapsando y volviendo a ser cuántico cada dos por tres.

Total, que ya sabemos todo de él. ¡Lo hemos desenmascarado!


17 de diciembre

Hoy, Mary Kenneth Keller cumpliría 108 años.
Pero… ¿quién era Mary Kenneth Keller?

Pues fue una peculiar mujer. Una mujer con mucha historia. Era una religiosa católica que se convirtió en, nada menos que pionera informática.

El 7 de junio de 1965, con 52 años (¡52!), se doctoró en informática. Ese mismo día también se doctoraba Irving Tang, siendo ambas las primeras personas doctoradas en informática en Estados Unidos.
No fue la única vez que fue pionera. Mary Kenneth fue también la primera mujer en acceder a la Universidad de Dartmouth y allí desarrolló el lenguaje de programación BASIC. Su impresionante currículum sigue con datos como, por ejemplo, ser cofundadora de la asociación ASCUE para el uso de ordenadores en la educación.
Así que no es por casualidad que se la considera una de las madres de la tecnología.

Entonces… ¿cómo es que la mayoría de la gente ni la conoce?
La respuesta te la puedes imaginar y se lee en clave de género.

Desde aquí, desde este humilde Calendario de Adviento Científico, una reivindicación a todas las mujeres que han hecho avanzar al mundo y que siguen estando invisibilizadas.


18 de diciembre

Que no escogieron camellos para viajar desde Oriente por casualidad, ya lo sabemos. Los tres Reyes ya sabían que los camellos son animales con gran resistencia física y que pueden transportar muchos kilos de peso. Y que, además, cuando es necesario (por ejemplo, si está a punto de amanecer y todavía quedan casas donde ir a dejar regalos), pueden correr a gran velocidad.
Lo más interesante de estas bestias, sin embargo, seguramente es lo que esconden en la joroba.
La joroba, para los camellos, es como estas bolsas de agua de los runners de hoy día, pero mejor. Además de agua, contiene grasa que los animales van acumulando y que van consumiendo a medida que lo necesitan.

Los camellos pueden pasar días sin beber ni una gota de agua, gracias a las reservas de la joroba. Ahora bien, cuando encuentran agua, apartaos. ¡Pueden beber más de 100 litros en cuestión de minutos!


19 de diciembre

No nos vamos a cansar de reivindicar el papel de las mujeres científicas. Tal día como hoy, de 2016, la revista Nature incluyó a Alexandra Elbakyan en su lista de las 10 personas más destacadas del año en ciencia.

Por un motivo más que justificado: Elbakyan es la fundadora de Sci-Hub, una página web de ensueño que da acceso a millones de artículos científicos.

De hecho, ahora la pregunta es… ¿qué haces todavía aquí, pudiendo estar sumergiéndote en la web que, como dice su propio eslogan, “elimina todas las barreras en el camino de la ciencia”?


20 de diciembre

Decir aquello de “se parecen como dos gotas de agua” ya es científicamente cuestionable, pero lo que sería seguro inaceptable es hacer el paralelismo con copos de nieve. Porque no, no encontraremos dos copos de nieve iguales.

La cosa se explica así: los cristales de hielo que forman la nieve se generan cuando el agua de las nubes está a una temperatura inferior a 0° y cristaliza en forma hexagonal. Cuando va creciendo el cristal, se va creando la estructura del copo de nieve, en ramificaciones. Entonces, la forma en que se extienden estas ramificaciones dependerá de las condiciones ambientales (temperatura, presión, humedad…)… y las variables son tantas que es prácticamente imposible encontrar dos copos de nieve idénticos.


21 de diciembre

Dependiendo del año, el solsticio de invierno tiene lugar entre el 20 y el 23 de diciembre en el hemisferio norte, y entre el 20 y el 23 de junio en el hemisferio sur. Este año, en nuestra casa, el evento es HOY, 21 de diciembre.

Seguro que más de una vez os lo han explicado diciendo que «el solsticio de invierno es justo el día en que la Tierra está más lejos del Sol», y se han quedado tan anchos. Pero no es así. Debe puntualizarse y tener en cuenta que depende de la inclinación del eje de la Tierra. Es decir, que el solsticio de invierno corresponde al instante en el que la posición del Sol en el cielo se encuentra a la mayor distancia angular negativa del ecuador celeste. Y el ecuador celeste es el círculo máximo de la esfera celeste situado en el mismo plano del ecuador de la Tierra. Este plan de referencia es la base del sistema de coordenadas ecuatoriales. En otras palabras, el ecuador celeste es una proyección del ecuador de la Tierra hacia el espacio exterior.

¿Demasiadas palabras raras? Pues más fácil. Mirémoslo con nuestros propios ojos con este magnífico simulador del Sistema Solar que, además, nos permitirá seguir cualquier otro planeta.


22 de diciembre

Si hay que cantar villancicos, se cantan villancicos. Y punto. Pero podemos permitirnos una licencia y cantar villancicos… científicos.
¿Que la tía protestará? Seguramente. Pero mira, ya se sabe que son días que toca aguantar los chistes sin gracia del cuñado, los chillidos de los sobrinos desbocados y los regalos sin sentido de los amigos invisibles.

Los AsapSCIENCE se proponen “hacer que la ciencia tenga sentido”, los podemos encontrar en Instagram y en Twitter, y en Youtube podemos cantar con ellos. Son de Toronto y se llaman Mitchell Moffit (@mitchellmoffit) y Gregory Brown (@whalewatchmeplz); y cantan cosas tan magníficas como esta Science Christmas Carols:


23 de diciembre

Que hace frío, que hace frío… ¡No hace frío! ¿Sabías que vivimos en el tercer planeta más «cálido» del Sistema Solar? ¡En Plutón sí que fliparíamos!

Por lo general, las temperaturas superficiales disminuyen con el aumento de la distancia del sol. Venus es una excepción porque su densa atmósfera actúa como una especie de invernadero y calienta la superficie por encima del punto de fusión del plomo, unos 880 grados Fahrenheit (471 grados Celsius).

Otras curiosidades: como Mercurio gira lentamente y tiene una atmósfera fina, la temperatura de su “lado nocturno” puede ser más de 1.000 grados Fahrenheit inferior a la temperatura del “lado diurno”.

Con este gráfico de la web de la NASA lo verás claro:


24 de diciembre

¿Con niños en casa? Lo sabemos: cuando están nerviosos esperando a que llegue el momento de los regalos, están in-so-por-ta-bles.

Así que terminamos este calendario de adviento científico con la más difícil de las ciencias: la de distraer a hijos e hijas.

La propuesta es, nada menos, que hacer copos de nieve geométricos y así terminar de decorar la casa.
Tendréis que darle las gracias a Dan Gries, un profesor de matemáticas e informática que crea arte en su tiempo libre. Dan tiene una web que es una pasada, y concretamente en esta página es donde encontraréis el entretenimiento perfecto para estos días.

La inspiración la ha sacado del blog Rectangle World que, como su nombre indica, cuando te canses de los copos de nieve te permitirá descubrir todo un mundo de creaciones con figuras geométricas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.