¿Porqué las ventanas de los aviones son redondas?

¿Porqué las ventanas de los aviones son redondas?

La mayoría de las personas deseamos el asiento de la ventana cuando viajamos en avión, se observa el mundo desde otra perspectiva. Ciudades, montañas, ríos, bosques, nubes, etc.  parecen insignificantes des del cielo. Aunque en otras ocasiones simplemente preferimos ese asiento para apoyarnos y descansar durante el viaje. Pero, nunca te has parado a pensar ¿porqué las ventanas de los aviones son redondas?

Ventana redonda de un avión

Hacemos un salto al pasado para descubrir porqué las ventanas de los aviones son redondas…

…a la década de los 50 con el estreno del nuevo modelo de avión De Havilland Comet, el primer avión comercial propulsado por motores de reacción en el mundo. Se diferenciaba de los diseñados hasta el momento, ya que su cabina era presurizada. Eso le permitía garantizar la cantidad de oxigeno para los pasajeros a altitudes más elevadas.

Volar a más altitud significa mejor meteorología y rendimiento, ya que el consumo de combustible es menor. Además, la experiencia de vuelo era más tranquila ya que no se generaba tanto ruido como con los aviones con motores de hélice.

Pero en 1954 se produjeron dos accidentes con un total de 56 muertos. Empezó una investigación sobre la causa de los accidentes y para ello, pusieron la cabina en un tanque de agua para simular las presiones atmosféricas a las que se sometía el avión en vuelo. Esta prueba mostró el punto débil del nuevo modelo de avión: las ventanas.

Avión Havilland Comet con ventanas cuadradas

Se presentaban numerosas grietas en las esquinas de las ventanas cuadradas. Calcularon que el 70% de la presión de la cabina se concentraba en esos puntos. Por lo tanto, para evitar que la tensión se concentrara en las esquinas, decidieron cambiar la forma y redondearlas, para que el estrés se repartiera y equilibrara. De esta manera, consiguieron vuelos más seguros y óptimos y realizar un gran avance tanto en la industria aeronáutica como en la sociedad.

Esto nos enseña que los pequeños detalles son los que marcan grandes diferencias. Cuando estemos volando sobre las nubes, miraremos desde otra perspectiva las ventanas de los aviones.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*