El SEO para la comunicación científica

El SEO para la comunicación científica

¿Qué es el SEO?

Hoy en día lo más probable es que al abrir tu navegador de internet lo primero que aparezca sea un buscador. De hecho, me atrevería a decir que seguramente usas Google como página de inicio. Si nuestra web no aparece cuando realizamos una búsqueda, nadie podrá encontrarnos y por lo tanto es como si nuestra página no existiera.

El SEO (de Search Engine Optimization) consiste precisamente en realizar acciones dirigidas a mejorar el posicionamiento de nuestra web en la lista de resultados que nos muestran los buscadores. Y es que, ¿cuántas veces has ido a la página dos de resultados? ¿Cuántas webs sueles abrir antes de quedarte satisfecho con una búsqueda? 

En función de lo que busquemos, Google nos ofrecerá diferentes tipos de resultados. En primer lugar, veremos los resultados del SEM (de Search Engine Marketing), es decir, Google nos mostrará primero los resultados de webs que han decidido pagar (poner un anuncio) para aparecer en las primeras posiciones de búsqueda y aumentar así su visibilidad. Google nos lo indica etiquetando estos resultados como anuncios.

Si estás buscando algo en una zona geográfica en concreto, por ejemplo, centros de investigación en Barcelona, seguramente te aparecerá un mapa indicándote su localización. De hecho, si clicamos sobre alguno de ellos, o buscamos directamente un centro en concreto, Google nos mostrará una ficha con información relacionada: la dirección del centro, datos de contacto, reseñas… Esto es un servicio de Google llamado Google My Business y está relacionado con el posicionamiento local.

Finamente, debajo de todo esto nos encontramos con el primer resultado natural, el primer resultado SEO. Es decir, la web que está mejor posicionada en el buscador para las palabras clave que hemos introducido. Y es ahí donde vamos a intentar que se muestre nuestra web.

Ejemplo de los resultados de una búsqueda en Google. Diferencias entre SEM y SEO.
Ejemplo de los resultados de una búsqueda en Google. Diferencias entre SEM y SEO

El SEO se enmarca dentro de las técnicas de marketing de una empresa. Concretamente se engloba dentro de las herramientas de inbound marketing, cuyo objetivo es atraer tráfico a nuestro sitio web para luego convertirlo en clientes, contactos, etc.

¿Existen otros buscadores además de Google?

Google es el buscador por excelencia y el más utilizado a nivel mundial. Sin embargo, en determinados países se utilizan principalmente otros buscadores. Como por ejemplo, Baidu en China o Yandex en Rusia. Algunas personas también utilizan Yahoo o Bing.

Es importante tener en cuenta estos datos en caso de que nos interese hacer llegar la ciencia a alguno de estos lugares. Puesto que deberemos posicionar nuestra web optimizando el SEO para esos buscadores y países en concreto.

Si tenéis curiosidad por saber cuales son los buscadores más utilizados podéis visitar: StatCounter Global Stats. Esta web os permite buscar tanto en un país en concreto como en todo el mundo. También podéis consultar otro tipo de datos como, por ejemplo, cual es la red social más utilizada.  

Internet Live Stats os mostrará datos de los que está pasando actualmente por los mundos de internet. ¿Cuántos e-mails diríais que se están enviando ahora mismo? ¿Cuántas búsquedas se están realizando en Google?

¿Qué es el SEO local? La herramienta Google My Business

El SEO local comprende el conjunto de acciones encaminadas a mejorar el posicionamiento de nuestra web cuando alguien realiza una búsqueda en un determinado espacio geográfico. Por ejemplo, supongamos que nos interesa posicionaros como uno de los centros de referencia en investigación en Barcelona. En este caso, vamos a intentar que cuando alguien busque centros de investigación en Barcelona, aparezca nuestra web entre los primeros resultados. ¿Quién no ha buscado alguna vez restaurantes en su ciudad o “cerca de mi”?


Ejemplo de SEO local. Herramienta Google My Business

Ejemplo de SEO local. Herramienta Google My Business

Para ello deberemos darnos de alta en Google My Business y crear una ficha con los datos correspondientes. Aunque puede parecer un poco complicado internet está repleto de tutoriales bastante didácticos donde nos indican paso a paso que debemos hacer.

En primer lugar, para darnos de alta, tendremos que indicarle a Google cual es nuestra dirección. Si, por ejemplo, nos dedicamos a dar charlas de divulgación científica en Barcelona, pero no trabajamos en ningún local o negocio físico, no hay problema. Podemos crear nuestra ficha de negocio igualmente, sin tener que mostrar públicamente la dirección. De este modo, cuando alguien realice una búsqueda únicamente se mostrará la zona en la que ofreces tus servicios, en este caso Barcelona.

Es posible que nos encontremos con cuentas dadas de alta pero que no han sido reclamadas por nadie. Esto sucede porqué el primer directorio de My Business fue creado con la base de datos de páginas amarillas, que Google compró en cada país. Si este es el caso podríamos reclamar la propiedad de la ficha en cuestión.  

Es importante tener en cuenta que Google solo reconoce una dirección para cada negocio y va a verificar tus datos para asegurarse de que eres la persona a la que legalmente le corresponde esa dirección y tienes derecho a administrar el perfil. Para ello Google puede realizar una llamada al teléfono que aparezca en la ficha, enviar un SMS o una carta por correo postal a la dirección establecida.

Una vez nos hayamos dado de alta podremos empezar a gestionar nuestra ficha. Podremos añadir la información de contacto, enlaces al sitio web, imágenes y gestionar reseñas. 

¿Cómo funcionan los buscadores?

Antes, cuando todo esto era campo, los buscadores eran directorios de páginas web. Es decir, cada usuario debía dar de alta su página web indicando su URL, las palabras clave por las que quería ser encontrado y una breve descripción. De manera que cuando alguien buscaba en uno de estos directorios, introduciendo dichas palabras clave, tu web se mostraba entre los resultados.

Todo cambió cuando llegaron las arañas o robots que permitieron la indexación automática de páginas. Las arañas son programas que corren solos por internet y van leyendo todas las páginas que se van encontrando, enviando la información a una base de datos. De hecho, se llaman arañas (spiders) porque uno de los significados de web en inglés es precisamente telaraña.

Para poder posicionar correctamente nuestra web, en primer lugar, Google debe ser capaz de encontrarla. Debemos cerciorarnos de que estas arañas pueden leer correctamente el contenido de nuestra página. Nuestro primer objetivo será, por lo tanto, asegurarnos de que nuestra web está indexada en Google.

¿Cómo indexo mi web? Creación de un Sitemap

Para poder indexar nuestra web, Google nos pide que creemos un Sitemap, es decir un mapa de nuestra página, en lenguaje xml, creado para las arañas. Si nuestra web está creada con un gestor de contenidos tipo WordPress, existen plugins específicos que nos generan el Sitemap de manera automática y lo sube directamente a la web. Por ejemplo, el pluguin Yoast SEO. Alternativamente, existen sitios web en internet que pueden generarnos el Sitemap, aunque luego deberemos publicarlo en nuestro sitio web.

El siguiente paso es indicarle a Google donde puede encontrar nuestro Sitemap. Para ello deberemos ir a Google Search Console e indicarle cual es la URL, es decir la dirección, donde tenemos el Sitemap. Si Google lo pude leer correctamente nos dará el ok y en 48h o menos, tendremos nuestro sitio web indexado.

Para saber la última vez que una araña visito nuestra web podemos hacer lo siguiente:

Escribe en el buscador site:ElNombreDeLaWeb.com (recuerda no poner espacios ni las tres w antes del nombre). Google nos mostrará entonces todas las páginas que tiene indexadas ese sitio web en cuestión.

A continuación, despliega el triángulo que aparece junto a la dirección web y selecciona la opción: En caché. Google nos muestra la apariencia que tenía la web la última vez que fue vista por una araña y la fecha de esa visita. Si hace mucho que no te visitan las arañas es posible que tu web tenga algún problema de indexación.


Cómo saber cuando nos visito una araña por última vez. Ejemplo con la web de Eduscopi
Cómo saber cuando nos visito una araña por última vez

Las arañas no siempre tienen vía libre

En principio nos interesa que las arañas puedan leer correctamente todas las páginas de nuestro sitio web. Sin embargo, hay algunos aspectos que debemos tener en cuenta.

Las arañas no pueden leer correctamente el lenguaje JavaScript, de manera que, si se encuentran con un enlace escrito en Java, no podrán pasar a través de él y no podrán seguir indexando.

Sucede algo parecido con las cosas en Flash, los Pop Up’s o determinados botones del estilo: ver más. Tampoco podrán pasar a través de lo que esté protegido por un Login y Password, por lo tanto, la información que requiera loguearse para ser vista no será indexada.

¿Y si no quiero que una araña indexe algo de mi web? El protocolo de exclusión de robots

El protocolo de exclusión de robots establece que cuando una araña entra en nuestro sitio web lo primero que debe hacer es buscar un documento con instrucciones, especialmente creado para ellas. Se trata de una página de nuestro sitio web llamada robots.txt. En esta página podemos indicar a las arañas si hay alguna parte de nuestra web que no deseamos que sea escaneada o restringir el paso a determinados robots.  

Si tienes curiosidad puedes cotillear el documento robots.txt de la web que quieras. Para ello, escribe en el navegador ElNombreDeLaWeb.com/robots.txt. En algunas webs, como Tripadvisor, puedes encontrar mensajes curiosos. 

Las webs que utilizan gestores de contenido tipo WordPress crean automáticamente estas páginas. Si al buscar aparece un error de tipo 404 es que la página no está creada y las arañas seguirán indexando. Si se nos muestra una página en blanco, el documento existe, pero no tiene texto.

Podréis encontrar más información en Wikipedia, robotstxt.org y en Google Developers.

Ejemplo de la página robots.txt de la web de Eduscopi
Ejemplo de la página robots.txt de la web de Eduscopi

Los algoritmos de GOOGLE y un poco de historia

Aunque existe gente que asegura haber descifrado el funcionamiento de los algoritmos de Google, la realidad es que son un secreto. Únicamente podemos hacernos una idea aproximada de cómo funcionan o de que variables influyen. Es este conocimiento, basado en la experiencia, el que vamos a tener en cuenta para intentar mejorar el SEO de nuestra web. 

¿Cómo empezó Google?

Larry Page y Sergey Brin, los fundadores de Google, se conocieron en 1995, mientras estudiaban en la Universidad de Standford. Juntos decidieron desarrollar un nuevo y mejorado buscador.

Hasta ese momento, los buscadores clasificaban las webs de manera cuantitativa, es decir, teniendo en cuanta únicamente la densidad de las palabras clave. Así, en los resultados se mostraban primero aquellas webs que incluyeran más veces las palabras buscadas respecto al número total de palabras de cada página. Sin embargo, no había nada que tuviera en cuanta la calidad del contenido de las webs.

Larry Page, por aquel entonces estudiante de doctorado, tuvo una idea, decidió aplicar uno de los criterios que se utilizan para valorar las publicaciones científicas. Uno de los factores que nos habla de la relevancia de un artículo científico es el número de veces que éste es citado. Así, entendemos, que los trabajos de más calidad y de mayor interés para la comunidad científica serán los que van a recibir un mayor número de citaciones en futuros artículos. Pues bien, utilizando esa misma idea crearon el PageRank o Ranking de Larry Page. Básicamente, este algoritmo tiene en cuenta el número y la calidad de los enlaces que van a parar a un sitio web y con esos datos hace una estimación de la importancia de ese sitio web.

Así Larry y Sergey desarrollaron el motor de búsqueda BackRub, un buscador en el que incorporaron este nuevo algoritmo. BackRub fue finamente rebautizado como Google. Des de ese momento Google ha ido cambiando y evolucionando y también lo han hecho sus algoritmos gracias a diferentes actualizaciones. De hecho, es muy posible que en un futuro parte del contenido de esta entrada quede obsoleto y por ello es importante seguir actualizándose.  

¿Lo del SEO pa’ cuando?

Hemos hablado de buscadores, de arañas correteando por páginas web y de las aventuras y desventuras de Larry y Sergey en Standford, pero a todo esto ¿Cómo podemos mejorar el SEO de nuestra web?

Para que nuestra web se muestre entre los primeros resultados de Google deberemos tener en cuenta y optimizar determinados aspectos de nuestro sitio web, lo que se conoce como SEO ON PAGE. Pero también tendremos que considerar otros factores fuera de nuestro sitio web: SEO OFF PAGE. Vayamos por partes:

SEO ON PAGE

La densidad de las palabras clave

Cuando hablamos de la densidad de las palabras clave, Google va a tener en cuenta dos cosas. Por un lado, analizará cuantas veces se repite una palabra clave a lo largo de todas las páginas que conforman un sitio web. Si queremos posicionarnos, por ejemplo, por las palabras clave: monólogos científicos, estos conceptos deberían repetirse en las diferentes páginas de nuestra web como la home, las entradas del blog, la página de about, etc.

Para analizar la densidad de una palabra o concepto clave en nuestro sitio web podemos hacer lo siguiente:

Como hemos hecho anteriormente, primero deberemos buscar site:NombreDeLaWeb.com para saber cuántas páginas web tenemos indexadas. Esto nos dará el número total de páginas. [Antes hemos analizado la web de Eduscopi y Google nos ha indicado que este sitio web tiene, aproximadamente, unas 1330 páginas indexadas]

A continuación, deberemos repetir la búsqueda, pero en esta ocasión añadiremos entre comillas la palabra o concepto clave que queremos buscar. site:NombreDeLaWeb.com «palabras clave» (Recuerda dejar un espacio entre el nombre de la web y las palabras entre comillas). Google nos mostrará únicamente las páginas indexadas en las que aparecen dichas palabras. [Siguiendo con el ejemplo de Eduscopi, si buscamos las palabras clave comunicació científica, vemos que este sitio web tiene, aproximadamente, 1020 páginas indexadas en las que aparecen estos conceptos.]

Cómo analizar la densidad de palabras clave en un sitio web. Ejemplo analizando la web de Eduscopi y los conceptos clave "comunicació científica"
Cómo analizar la densidad de palabras clave en un sitio web

Otro aspecto a tener en cuenta en relación a la densidad es el número de veces que se repite la palabra clave en una página en concreto. Para ello debemos dividir el número de veces que aparece la palabra clave en una de las páginas, respecto al total de palabras de dicha página. Si ese valor lo multiplicamos por 100 obtendremos un porcentaje que nos habla de la densidad de una palabra en una página en concreto. Es importante tener en cuenta que no vale crear un post y escribir en él mil veces el mismo concepto ya que serías penalizado por Google.  

Aquí tenéis una herramienta para analizar la densidad de las palabras clave en una página de un sitio web.

La prominencia

Google asigna puntos de prominencia a las palabras según el lugar que ocupen en nuestro sitio web. Por ejemplo, Google va a entender que una palabra es más importante si la colocamos como título que si se encuentra en un párrafo normal. Por lo tanto, deberemos colocar de manera estratégica, en las mejores posiciones, aquellas palabras o conceptos por los que nos interese posicionarnos.

¿Qué debemos tener en cuenta para la prominencia?

La URL

Cada una de las páginas de nuestro sitio web tiene una URL o dirección, específica y única. Por ejemplo, en el blog de Eduscopi, cuando creamos una nueva entrada, la URL de esa página se construye utilizando el texto que hemos introducido como título de la entrada. Esto es algo que además podemos modificar muy fácilmente en WordPress. Es importante entender que esas palabras son importantes para el posicionamiento. Una página web con la típica URL formada a partir de una combinación de números y letras sin significado, no nos estará aportando nada al SEO.  

El Título de la página o etiqueta <title>

El título es importante para describirle a Google que información se encuentra en esa página en concreto. Con WordPress los títulos se generan automáticamente cuando creamos la página web. Se etiquetará como <title> el texto que hayamos puesto en el título de la página.

Si queremos ver el título de una página podemos dejar el cursor sobre la pestaña de esta, en el navegador, y veremos aparecer un recuadro indicándonos el texto del <title>.

Alternativamente podemos revisar el código fuente de la web. Para ello debemos hacer clic en el botón derecho del ratón, sobre algún lugar vacío de la página web en cuestión, y seleccionar la opción ver código fuente. Esto nos abrirá una pestaña que nos muestra el código de la página. Aquí podemos buscar la palabra title, haciendo control+F, para poder comprobar qué texto es el que se está usando como tal.


Cómo ver el código fuente de una vez para identificar el texto con etiqueta title
Cómo ver el código fuente de una vez para identificar el texto con etiqueta <title>

Los Headings (H1, H2,…)

Los Headings son los títulos y subtítulos que ponemos en nuestras páginas web. Cuando estamos escribiendo una entrada para el blog, podemos dar diferentes tipos de formato a cada una de las partes del texto: H1, H2, H3, párrafo,… De manera que el formato de Heading 1 debe corresponder únicamente al título de nuestra entrada.

Para que Google no se lie usaremos el resto de los formatos para los subtítulos: H2, H3…, manteniendo la jerarquía. Así le estamos indicando a Google que las palabras más importantes son las del texto en H1, seguidas de las del H2, etc.

Anchor text o texto de los enlaces

Supongamos que queremos poner un link en el texto que enlace con alguna entrada anterior del blog. Google va a tener en cuenta en que texto estamos poniendo el link. Es importante no poner el enlace en textos como: Clica aquí para saber más, ya que no queremos posicionarnos por esos conceptos. La idea es optar por palabras que estén aportando información. Por ejemplo: Aquí podrás encontrar más información sobre el postgrado de comunicación científica. En este caso comunicación científica podría ser el anchor text.

Los textos en negrita

Google también ve los textos en negrita y entiende que son más importantes. Es importante resaltar solo los conceptos clave, para no diluir el efecto de las palabras en negrita respecto al texto completo. Sucede lo mismo con los textos en cursiva, pero son menos relevantes que las negritas.

Las listas

A Google también le gustan las listas. Entiende que los conceptos listados son importantes y por lo tanto debemos tenerlo en cuenta cuando creemos contenido. 

Texto alternativo o etiqueta ALT

Cuando añadimos una imagen a Wordpres, este nos permite añadir un pequeño texto descriptivo. Fue creado para que las personas invidentes, con la ayuda de los softwares de lectura, pudieran saber qué información contienen las imágenes. Permite a Google entender de manera sencilla el contenido de la imagen y por lo tanto le ayuda a clasificar mejor el contenido.

Esquema resumen sobre la prominencia de las palabras clave para el SEO on page
Resumen sobre la prominencia de las palabras clave

La velocidad de la web

Los usuarios, por lo general, prefieren las webs que tardan poco en cargar, y por consiguiente Google también. Es importante que tanto el diseño de nuestra web como el contenido que subamos este optimizado para que no afecte a la velocidad de carga. Idealmente el tiempo de carga debería estar por debajo de los 2 segundos.

Hay muchos factores que pueden influir en la velocidad, por ejemplo, la resolución de las imágenes, las características del hosting donde tenemos alojada nuestra página o que theme usemos para crear nuestra web en WordPress.

Para analizar la velocidad del sitio web podemos hacerlo a través de Google Pagespeed o Webpagetest.

Optimización de las imágenes

La resolución óptima de las imágenes para su visualización en web es de 72px. Es importante ajustar la resolución antes de subir imágenes a nuestra web. Las imágenes de alta calidad pueden ralentizar mucho la web. Podemos hacerlo fácilmente con programas como Gimp o Photoshop y también hay webs que permiten modificar la resolución de manera gratuita. 

Además, debemos renombrar la imagen y asignarle un nombre descriptivo. De este modo, la URL que se generará será SEO friendly, ya que tomará el título que le hayamos asignado.

Finalmente deberemos asignar la etiqueta ALT que comentábamos anteriormente.

Responsive design

Cada vez navegamos más utilizando el teléfono móvil o las tablets y por este motivo es importante que nuestra web se vea correctamente en estos dispositivos. Básicamente, un diseño es responsive si cuando reducimos el tamaño de la pantalla de visualización, este se adapta para mostrar correctamente el contenido. En caso de querer empezar una web con WordPress solo tendréis que aseguraros de utilizar un theme que sea responsive, aunque seguramente os costará más encontrar alguno que no lo sea.

Aquí tenéis una herramienta para saber si una web es o no mobile friendly.

Certificado de seguridad SSL (Secure Socket Layer)

El certificado SSL es una tecnología que permite la transferencia de datos cifrados entre un navegador y un servidor web garantizando una conexión segura. Esto impide que un hacker pueda ver, por ejemplo, tu información financiera cuando realizas una compra en un sitio web.

Cabe mencionar que la tecnología SSL ha pasado a estar en desuso y existe una versión más actualizada y segura llamada TLS (Transport Layer Security).

Cuando al inicio de una dirección web aparecen las letras HTTPS (Hyper Text Protocol Secure) significa que dicha web está protegida por un certificado SSL o TLS. Además, veremos que aparece un icono de un candado a la izquierda de la URL.

Generalmente, los certificados de seguridad pueden contratarse a través del hosting donde tenemos alojada la web.

Creación de contenido

Vale, ya tenemos nuestra web optimizada para el SEO y vamos a tener en cuenta todos los puntos anteriores cuando creemos contenido. Pero ¿Cómo decido que contenido crear? ¿Cómo puedo tener en cuenta el SEO en la creación de contenido?

  • El contenido es el rey: Crea contenido de calidad, único y que sea de interés para tu público objetivo. Si realmente queremos atraer gente a nuestro sitio web debemos aportar contenido de valor e interesante teniendo en cuenta a quién nos estamos dirigiendo. ¿Qué preguntas o dudas tienen las personas a las que queremos llegar? ¿Qué tipo de información podría serles de interés, de utilidad?
  • Be human my friend: Tu objetivo es conectar con personas y por tanto eso es algo que debes tener en cuenta a la hora de escribir. No seas como el BOE y piensa que tipo de lenguaje y tono es el más adecuado para captar la atención de tu público objetivo. Recuerda que los sinónimos son tus amigos.
  • Estructura el contenido: A Google le gusta cuando estructuramos y dividimos el contenido en párrafos, listas, tablas, etc. Si lo piensas, es mucho más agradable leer un texto formateado, donde la información esté estructurada en párrafos, por puntos, listas, etc, que encontrarnos con un mazacote de letras.
  • Plantea y responde preguntas relevantes: ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿Dónde? ¿Quién?

Los conceptos y palabras clave

¿Cómo podemos saber qué busca la gente? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Qué palabras o conceptos deberíamos tener en cuenta para posicionarnos? Existen diferentes herramientas que nos pueden ayudar a identificar los conceptos clave:

  • Google Instant: Cuando realizamos una búsqueda el buscador nos sugiere otras búsquedas relacionadas.
  • Google Suggestions: Google nos muestra una serie de sugerencias de búsqueda al final de la primera página de resultados.
  • Google Analytics: Es una herramienta de Google muy potente, que nos permite consultar las estadísticas de nuestra página web. Puedes identificar que palabras clave han traído tráfico de manera natural a tu web y enfocarte en esos conceptos para mejorar el SEO.
  • Google Trends: En este caso debemos realizar una búsqueda por palabras clave y Google Trends nos indicara cuantas búsquedas se hacen con estos conceptos a lo largo de un periodo de tiempo determinado. Además, podemos filtrar por países o modificar la línea temporal. También nos sugiere temas y consultas relacionadas. 

Existen también herramientas externas a Google que nos pueden ser de utilidad como Answerthepublic, aunque el señor que te observa resulta un poco creepy

Es importante recordar que nos resultará más fácil posicionarnos si somos específicos que si nos fijamos en términos que tengan mucho volumen de búsqueda.

Resumen estilo infografía sobre el SEO On Page
Resumen SEO ON PAGE

SEO OFF PAGE

Además de todas las cosas de nuestra web que debemos tener en cuenta para optimizar el SEO, también es muy importante tener en cuenta el SEO OFF PAGE. Es decir, el número de enlaces que apuntan a nuestro sitio web y la calidad de estos. Para mejorar el posicionamiento de nuestro sitio web nos interesará:

  • Aumentar el número de enlaces que apuntan a nuestro sitio web.
  • Que las webs que nos enlazan transmitan confianza, que sean webs de calidad. No es lo mismo que te enlace un periódico o una universidad que una web sospechosa llena de anuncios.
  • Que las palabras con las que nos enlazan estén optimizadas. No nos interesa que nos enlacen con clica aquí sino por aquello por lo que queremos posicionarnos, por ejemplo, comunicación científica.
  • Que el texto en el que se incluye el enlace a nuestra web tengan coherencia con nuestro contenido. Es decir, no vale que nuestro tío Paco nos enlace en su blog de cocina, ya que Google no va a entender que pinta un enlace sobre temas de comunicación científica entre recetas de croquetas.  

Optimizar el SEO off page es en realidad lo más complicado puesto que son aspectos que no dependen de nosotros directamente. Aun así, hay varios factores que deberemos tener en cuenta:

Confianza de un sitio web o Trust Flow

Google va a tener en cuenta la calidad de los enlaces y no solo la cantidad. Para ello asigna un nivel de confianza o Trust Flow a las webs. De modo que si nos enlaza una web con un Trust Flow elevado nos transmitirá confianza y nos ayudará a posicionarnos mejor. Por el contrario, las webs con un Trust Flow bajo nos pueden robar confianza y perjudicarnos. Por tanto, deberemos tener en cuenta que tipo de páginas web nos enlaza.

Las páginas de periódicos, universidades, gobiernos o páginas con extensión .edu son webs que, por lo general, transmiten confianza. Nos interesará, por ejemplo, que un periódico al que hemos enviado una nota de prensa nos enlace en la noticia.

Número de enlaces que salen de un sitio web

Google también va a tener en cuenta el número de enlaces que salen de un sitio web. No nos interesa que nos enlacen webs que a su vez están enlazando a muchas otras webs. Nuestro objetivo es posicionarnos como expertos en un ámbito en concreto y por tanto, no queremos ser una web más entre un millón. Es preferible que nos enlacen muchas webs pequeñas de las que salgan pocos enlaces.

En caso de que algún enlace nos esté perjudicando, por ejemplo, si proviene de una web de baja reputación, podemos desautorizar el enlace. Para saber que paginas nos enlazan deberemos consultar la herramienta Google Searh Console en el apartado “enlaces a tu sitio”.

Algunas herramientas útiles: Majestic y MOZ Domain Authority.

No todos los enlaces cuentan

No todas los enlacen son tenidos en cuenta para el SEO. Por ejemplo, los enlaces de la Wikipedia son No follow. Eso quiere decir que si ponemos allí un enlace a nuestra web NO nos va a servir para el posicionamiento SEO, ya que las arañas no podrán pasar a través de él. No obstante, este tipo de enlaces nos pueden resultar útiles para conseguir tráfico a nuestra web.

La mayoría de las redes sociales también tiene enlaces No follow. Sin embargo, esto es algo que puede ir cambiando y es mejor comprobarlo en cada momento. Para ello existe una extensión de Chrome que al entrar en un sitio web nos indica si los enlaces son o no follow con un recuadro.

Conseguir enlaces. Link building strategy

Conseguir enlaces es complicado porque como ya hemos comentado es algo que no depende directamente de nosotros. Sin embargo, hay algunas cosas que podemos tener en cuenta para intentar incrementar el número de links a nuestra web.

Optimizar los enlaces que ya existen

Es posible que nuestra página esté enlazada en algunas webs de manera poco óptima, usando por ejemplo anchor text tipo clica aquí. En estos casos podríamos intentar contactar con las personas que gestionan la web en cuestión para mejorar los enlaces.

Crear contenido enlazable

Esto hace referencia a generar contenido que pueda ser interesante para otras webs y por el que decidan enlazarnos. Por ejemplo: realizar una recopilación o análisis de datos sobre algún tema en concreto; aportar un punto de vista diferente sobre un tema. La idea es que, si alguien está pensando en escribir sobre un tema y encuentra información interesante en nuestra web, posiblemente nos cite como referencia. Igual que en una cita de un artículo científico.

Infografías

También pude ser interesante generar contenido atractivo como infografías. Ya que son recursos que normalmente funcionan bien para ser compartidos. En este caso nos podría interesar compartirlas a través de Pinterest, por ejemplo, ya que es una red social en la que funciona muy bien este tipo de contenido y además los enlaces Sí son Follow y por tanto nos sirven para posicionarnos. 

Conseguir que nos enlacen webs de calidad

Como ya hemos comentado, Google entiende que determinadas webs como las de periódicos son webs de calidad. Por lo tanto, si nos curramos la nota de prensa y conseguimos que se publique la noticia debemos aprovechar y asegurarnos de que nos enlazan adecuadamente.

Resumen estilo infografía sobre el SEO Off Page
Resumen SEO OFF PAGE

Black Hat SEO o lo que no hay que hacer

Como en todo, siempre hay quien intenta hacer trampas para mejorar su SEO. Sin embargo, cabe recordar, que las malas prácticas pueden suponernos la expulsión de Google. Algunos ejemplos de cosas que no hay que hacer:

Contenido duplicado

Es importante asegurarnos de que no existan dos URL diferentes con el mismo contenido ya que Google lo identifica como contenido duplicado. Además, sabe dónde se publicó primero la información y penalizará a la segunda web.

¿Qué hacer si hemos publicado una entrada en otro blog como invitados y queremos incluirlo en nuestra web? Lo ideal sería mencionar esa publicación sin copiar el texto. Si lo piensas, es parecido a cuando escribimos un artículo científico.

Herramienta para comprobar si una URL tiene contenido duplicado.

Trapichuelas con enlaces

Hay webs en las que se venden enlaces. No sirven de nada. De hecho, es muy posible que te perjudiquen, ya que, como hemos comentado, Google tiene en cuenta la calidad de las webs que nos enlazan.

No te crees mil blogs para enlazar tu web, Google tiene en cuenta la IP y prácticamente no los va a tener en cuenta para el SEO. Además, la importancia de esos blogs será muy baja ya que no estarán trabajados.

¿Si te cito, me citas? Tampoco es la estrategia más eficiente.

Intentar trolear a las arañas

Si las arañas son las que revisan nuestro contenido y lo indexan, podríamos pensar:

Puedo crear una página que solo puedan ver las arañas con contenido que quiero posicionar. A parte tendré la página web bonita para los usuarios. Lo voy a petar fijo.

Emmm no, Google quiere que en tu web haya contenido que sea interesante y relevante para humanos. Así que si detecta estas prácticas podrías jugarte la expulsión.

¿Y si escondo el contenido? Podría poner el texto con las palabras clave en blanco sobre fondo blanco o mejor aún, una foto para que me tape el texto.

En serio, no vale la pena.

Existen otras prácticas dentro del Black Hat SEO, pero, en resumen, lo importante es centrarse en crear contenido de calidad dirigido a nuestro público objetivo. Por lo general, si algo parece una solución fácil y milagrosa deberíamos sospechar. Al final Google termina premiando el tipo de contenido que más gusta al usuario. ¿A ti que te tipo de cosas te gusta encontrar en una web?


Esta entrada del blog corresponde a la actividad de secretariado de la clase realizada el viernes 18 de diciembre de 2020. Concretamente, a la clase de SEO impartida por Alba Espejo, consultora de Marketing Digital. Los resúmenes gráficos y los GIFs han sido diseñados específicamente para el post.

Parte del contenido de esta entrada ha sido creado también a partir de este curso online de SEO organizado por la universidad de VIC. El curso es gratuito y está impartido por Montserrat Peñarroya y Helena Casas. Helena es precisamente quién nos habló hace poco de Marca personal y Personal branding. Si os interesa el mundo del SEO creo que os puede resultar bastante útil para terminar de entender algunos conceptos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*