Educación transmedia

Educación transmedia

El otro día estaba revisitando el libro de Carlos A. Scolari “Narrativas transmedia” (Deusto, 2013) en el que, además de un análisis profundo de este fenómeno, se ofrecen interesantes entrevistas a personas relacionadas con este tipo de narrativa.

«El transmedia es la cultura producida para la generación que creció mirando Pokémon, Star Wars y He-Man.» Henry Jenkins.

¿Qué podemos esperar entonces de las generaciones posteriores, como, por ejemplo, las que están actualmente incorporadas al sistema educativo obligatorio? ¿Podríamos hablar de una educación transmedia? ¿Cómo se diseñaría? ¿Qué beneficios se obtendrían? En proyectos anteriores a Eduscopi habíamos coqueteado con la narrativa transmedia, sobre todo como extensión de la revisión (a veces excesivamente rompedora) de la narrativa educativa que estábamos llevando a cabo. Sin embargo, el formato condicionó el desarrollo de algunas de las ideas que barajamos. Pero, ahí siguen, madurando.

Del libro, hoy, quería mencionar la parte en la que nos presentan a los actores que participan en estas narrativas transmedia:

  • Empresas predigitales: «empresas que dominan a la perfección la producción (y a veces también la distribución) de contenidos para un solo medio» «Todas ellas tienen un ADN monomediático que a menudo limita su expansión a otros medios y entornos de la comunicación».
  • Empresas posdigitales: «empresas fundadas por jóvenes nativos digitales formados profesionalmente en un entorno transmedia, sin los prejuicios de la generación anterior y totalmente sumergidos en la lógica de las redes sociales».
  • Empresas especializadas en Narrativas Transmedia.
  • Profesionales. A.k.a. Transmedia producers.
  • Usuarios. «…en las últimas tres décadas el papel activo de las audiencias en los procesos mediáticos se ha hecho cada vez más evidente». Es decir, los usuarios han pasado de ser consumidores a ser prosumidores.

Creo que los paralelismos con los actores que participan en el mundo educativo son bastante claros. Excepto, quizás, si nos fijamos en el papel «prosumidor» de los usuarios. En educación, ¿quiénes son los usuarios? ¿Son usuarios «activos»?

Un libro recomendable que promueve muchas reflexiones alrededor de las nuevas narrativas y que permite extrapolarlas, en muchos casos, al mundo de la educación.

Para terminar, una casualidad. Mientras estaba enfrascado en la relectura del libro de Scolari, asistí al 4 Years from Now. Allí, en una interesantísima charla Sergi Corbeto (de Cookie Box) y Pablo Quintano (de Accenture) presentaron la impresionante iniciativa formadora transmedia (Dramanegement) «One Day Trip to Mars». En mi cabeza, las posibilidades educativas no paraban de crecer.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*