Être et avoire (Ser y tener)

Être et avoire (Ser y tener)

Cuando, hace un par de años, vi Être et avoir (Nicholas Philibert, 2002), me pareció muy interesante. He vuelto a verlo hace poco y me sigue pareciendo un documental que aporta algunas reflexiones valiosas. El documental muestra la cotidianidad de una escuela de un pueblo en el que sólo hay un maestro y en el que alumnos desde cuatro hasta diez años comparten espacio y, claro, maestro. A menudo, cuando pensamos en las aulas de las escuelas más innovadoras, hay tendencia a pensar en aulas hipertecnificadas en un entorno socioeconómico favorable, en el cual los estudiantes disponen de ordenadores, tabletas y otros aparatos que los conectan con la escuela y con el resto del mundo. Pero hay muchas escuelas que no disponen de estos recursos y que sólo pueden seguir adelante gracias a la vocación de los profesores.

Ser y tener

Además de brindarnos escenas entrañables y emotivas, una de las reflexiones más valiosas de Être et avoire va justamente en esta línea: el elemento esencial de la educación son los profesores. La tecnología, bien utilizada, evidentemente puede facilitar el trabajo de los profesores y, viviendo en el mundo que vivimos, es imprescindible introducirla en las aulas. Pero al mismo tiempo es necesario dignificar la figura del profesor. Es necesario que los profesores recuperen el prestigio social que tenían hace unos años, es necesario que estén bien preparados, motivados, bien pagados, que dispongan de recursos, que haya más. Sólo si se trabaja en esta línea se podrá mejorar el sistema educativo.

El documental Être et avoire (se puede ver en este enlace) ganó, por cierto, el Premio del Cine Europeo 2003 al mejor documental.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*