El hospital de Sant Pau líder nacional en la lucha contra el cáncer gracias al primer escáner PET-TC digital

El hospital de Sant Pau líder nacional en la lucha contra el cáncer gracias al primer escáner PET-TC digital

El hospital de Sant Pau de Barcelona acaba de instalar el escáner PET-TC digital más avanzado del mundo para el diagnóstico de tumores que pasan desapercibidos por las tomografías convencionales, permitiendo el diagnóstico temprano de metástasis diminutas y frenar su evolución de manera precoz.

 

«2012년 가을 스페인 여행의 기록들 #Travel #Memories #Throwback #2012 #Autumn #Barcelona #Spain 스페인 여행의 마지막 종착지 바르셀로나에서… #Sant #Pau #Hospital #Old #Architecture» by IchStyle is licensed under CC BY 2.0

La Tomografía por Emisión de Positrones (PET) junto con la Tomografía Computada (TC) es la principal herramienta para el diagnostico de tumores, mediante la observación de la actividad metabólica, de las zonas sospechosas del cuerpo de manera no invasiva. El sistema analógico tradicional era, hasta ahora, el único disponible en hospitales españoles, pero gracias a esta instalación del PET-TC digital los pacientes serán diagnosticados con mayor precisión y rapidez, permitiendo reducir la lista de espera. En palabras del propio doctor Ignasi Carrió, jefe del servicio de medicina nuclear del hospital Sant Pau, “poder beneficiarse de esta tecnología supone una mejora en el procedimiento exploratorio y por tanto el diagnóstico, permitiendo una diagnosis temprana y un consiguiente tratamiento precoz.”

Este equipo supone un gran avance para el hospital que actualmente absorbe casi una cuarta parte de la población de Barcelona y que cuenta con un gran porcentaje de pacientes (23%) de más de 65 años, que se verán enormemente beneficiados por las ventajas que el nuevo PET-TC ofrece. La instalación se ha podido hacer gracias a un acuerdo con la compañía Philips, a pesar de la recesión económica, para permitir que el hospital Sant Pau se sitúe en la vanguardia del diagnóstico y tratamiento de enfermedades de difícil diagnóstico.

«Reviewing imaging scans of a patient» by World Bank Photo Collection is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

Análisis rápidos, seguros y confortables para el paciente

La tomografía por PET-TC implica inyectar al paciente una pequeña muestra de material radiactivo no invasivo llamado radiosonda que se distribuye por todo el organismo y se acumula en la zona del cuerpo a estudiar. Esta radiosonda permite distinguir las actividades metabólicas de las células del área afectada y por tanto identificar anomalías en el paciente. Las PET-TC analógicas tienen los detectores conectados de manera múltiple, mientras que las PET-TC digitales tienen los detectores conectados de manera individual y directa permitiendo la digitalización automática.
La nueva tomografía PET-TC permite, por tanto, duplicar la resolución volumétrica, la sensibilidad y la precisión cuántica en un equipo con un túnel más corto e iluminado donde el paciente no sentirá tanta claustrofobia y mejorando la experiencia traumática que supone hacerse un escáner. En concreto, según un estudio realizado por el propio servicio de Medicina Nuclear del Hospital Sant Pau, este nuevo sistema permite realizar el análisis un 40% más rápido, con mayor cantidad de muestra y mayor resolución.
Este aumento en sensibilidad permite también disminuir en un 50% la cantidad de radiosonda administrada al paciente, evitando efectos indeseados, sobre todo en niños, que son más sensibles a la acumulación de elementos radiactivos.

Mejora en el diagnóstico y calidad de vida del paciente

La rapidez y sensibilidad incrementada hace que los pacientes se sometan a una prueba mucho más rápida y cómoda. Esta enorme precisión se puede aplicar para estudiar diversas enfermedades, pero uno de sus usos más destacados es el diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, ya que se pueden identificar las placas cerebrales de amiloides que causan la enfermedad y poder llegar a diagnosticar al paciente antes de que muestre síntomas notorios de deterioro.

Otra enorme ventaja es poder monitorizar el efecto de los tratamientos contra el cáncer aplicados sobre el paciente, pudiendo seguir de cerca los efectos y personalizar la administración fármaco, ajustando su dosis para suavizar los efectos secundarios de la radioterapia.

Sin embargo, el gran punto fuerte del PET-TC digital es poder identificar con mayor nitidez y exactitud pequeños tumores metastáticos y lesiones tumorales que eran imposibles de detectar con el sistema analógico, permitiendo un diagnóstico precoz y bajando significativamente la letalidad de la metástasis, según señalan diversos estudios científicos.

Referencias:
https://www.youtube.com/watch?v=juXPl74Lu_E&feature=youtu.be
https://www.elsevier.es/es-revista-revista-espanola-medicina-nuclear-e-125-articulo-pet-tc-digital-vs-pet-tc-analogico-S2253654X18301008
https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0025712520300869

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*