De la IDEA a la EMPRESA | 25 preguntas a Neus Sabaté (Fuelium)

De la IDEA a la EMPRESA | 25 preguntas a Neus Sabaté (Fuelium)

Neus Sabaté

Hablamos con Neus Sabaté, Doctora en Física, Profesora ICREA (en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona) y co-fundadora de la spin-off Fuelium. Desde 2015, Fuelium desarrolla y comercializa baterías basadas en papel, eco-sostenibles y muy versátiles, para dispositivos de diagnóstico.

En esta entrevista, Neus (enérgica, inteligente y muy cercana) nos comparte un cachito de su viaje personal. Una historia sobre cómo la ilusión por una idea la llevó a co-fundar su propia empresa.

Por Pedro David Bardají / Fotografía: Neus Sabaté


Pedro David Bardají. Muchas gracias, Neus, por acceder a esta entrevista.

Neus Sabaté. Gracias a ti.

0. BATERÍAS DE PAPEL: «Una pila deconstruída»

PDB. Baterías de papel, ¿de dónde viene la IDEA?

NS. Pues viene de abrir un test de embarazo digital y ver que funciona con una pila de botón. Nos dimos cuenta (con Juan Pablo Esquivel) de que… ¡Ostras! Se podría hacer mucho mejor.

La mayoría de gente no dedica tiempo a sacar la pila cuando tira el test. Y no se reciclan. Esto sucede con el 70% de todas las pilas. Van a vertederos, donde se queman, y toda esa porquería pasa al suelo. Así que dijimos: ¿Por qué no fabricamos una batería que se deseche conjuntamente con el test y así evitar ese impacto ecológico?

PDB. ¿Cómo FUNCIONAN?

NS. Es muy sencillo. Hemos desposeído a una batería de todos sus elementos superfluos, para acabar teniendo: un par de electrodos y un electrolito, que no es más que el fluido biológico (la misma orina, sangre o saliva) que queremos medir. Como una pila deconstruída [sonríe]. No hay acero inoxidable ni electrolitos corrosivos. Todo es muy benigno y sobretodo, sostenible.

PDB. ¿Quiénes son vuestros COMPETIDORES directos?

NS. Ahora mismo, las pilas de botón. Se fabrican en China y tienen un coste irrisorio. Aunque su huella de carbono y su coste ecológico son muy altos.

PDB. ¿Qué características DIFERENCIAN a vuestras baterías del resto?

NS. Pues hemos sido los primeros en preocuparnos del ciclo de vida de la batería. Buscamos hacer que los test digitales o que habiliten nuestra energía se puedan tirar al contenedor… ¡o incluso compostar! Y sean asequibles para su uso en el Tercer Mundo, donde no hay plantas de reciclaje.

También hemos cambiado el paradigma. Las pilas comunes sigue el concepto one-size-fits-all (o sea, yo fabrico mi batería, te la vendo en una caja y tú la usas). Los productos se adaptan a los tamaños y voltajes de las baterías. Además, para cada test se usa una pila de botón que podría alimentar 100 tests. De manera que se está desechando el 99% de la energía.

Y nosotros dijimos: ¡No! ¡Hay que pensar al revés! Es la batería la que se tiene que adaptar al producto. Nuestra solución es fabricarla conjuntamente con el producto que tú quieres alimentar. Nuestras pilas pueden ajustar su tamaño, su duración y su capacidad energética exactamente a la aplicación concreta. Entonces son mucho más eficientes.


1. INVESTIGACIÓN: «He dejado de creer en los artículos científicos»

PDB. ¿Un consejo que hayas IGNORADO totalmente?

NS. Me saqué la carrera de física con una nota muy mediocre… y se me aconsejó no dedicarme a la ciencia porque no tenía nivel.

Pero bueno, yo no hice caso. Porque la inteligencia no se mide solamente con saber hacer, por ejemplo, los diagramas de Feynman. Igual yo era más una ingeniera natural que una física.

PDB. Si no te dedicaras a la ciencia, ¿qué harías?

NS. Profe de instituto. Me gusta mucho hablar en público y enseñar. No tanto dar clase. Me gusta más meter la chapa para inspirar a la gente.

PDB. ¿Cómo te sientes con la INVESTIGACIÓN PÚBLICA ahora mismo?

NS. Se pierde mucha energía y se genera mucha porquería. Yo también he tenido que publicar muchísimo en el pasado; mi objetivo era generar y en ese momento me parecía bien. Pero ahora pienso que no. He dejado de creer en los artículos científicos. Aunque es mi obligación como científica, intento publicar solo artículos que tengan algo que decir y no generar cantidad, sino calidad.

PDB. Termina esta frase por mí: “La ciencia del futuro será…”

NS. [Se ríe]… real o no será.


2. PATENTAR: «Pues entonces queremos que nos cedáis la patente»

PDB. ¿Qué fue primero: Fuelium o la patente?

NS. La patente.

PDB. Has participado en 13 solicitudes de patentes… ¿cómo has vivido este proceso?

NS. Cuesta muchísimo que una patente pase de solicitud a concedida. Y de ahí a sacar un rendimiento económico, todavía es peor. Sobre todo cuando son tecnologías tan disruptivas.

Juan Pablo y yo patentamos la idea de las baterías, para España, en 2012. Y en 2013, el CSIC nos dijo que no había dinero para pasar la patente a fase internacional, por la crisis económica. Éramos un par de pringados pero contestamos:

—Vale, pues entonces queremos que nos cedáis la patente a nosotros como particulares. Y meteremos dinero de nuestro bolsillo.

Yo creo que esa respuesta no la había dado nunca nadie porque accedieron. Y desde la oficina de patentes del CSIC en Madrid, me dijeron:

—Oye, tenemos muy poquito dinero, pero suficiente para apoyar a una patente y la tuya la vemos bien. Vemos que te has movido un montón.

Y gracias a ellos solicitamos la patente en China, Estados Unidos y algunos países de Europa. Y esa es la patente a la que más he querido.


3. EMPRENDER: «Si no lo hago aquí, lo haré en el garaje de mi casa»

PDB. ¿En qué momento te PLANTEAS emprender?

NS. Es una buena historia. Yo estaba con un contrato Ramón y Cajal en un centro del CSIC (que se comprometía a estabilizarme) pero por orden del gobierno, el CSIC dejó de ofertar plazas. El sistema nacional de investigación me estaba echando, literalmente.

Pero creía tanto en la idea que llevábamos entre manos (hacer energía low-cost en papel) que me dije: “Yo esta idea la tengo que llevar ahora… y si no lo hago aquí, lo haré en el garaje de mi casa, con unas tijeras y un cutter y lo que sea”.

Y me fui a Barcelona Activa, que tenían un programa de emprendimiento muy bueno llamado EcoEmprendedor21. Yo venía de un entorno científico donde reinaba la depresión y me encuentro con un mundo vibrante de gente emprendedora con una idea. Los coffee breaks eran emocionantes y allí fue donde conocí al tercer fundador de la empresa, Sergi Gasol. Era un emprendedor que venía de una empresa de diagnóstico, y alguien le dijo:

—¡Uy, diagnóstico! Aquella chica decía algo de diagnóstico y papel y nosequé… ¡Os tenéis que conocer!

Entonces alguien me lo presentó. Empezamos a hablar, a quedar para comer… y a depurar la idea [sonriendo]. Y en estas que presenté el proyecto al premio Repsol. Alguien me dijo que no me presentara, porque “Repsol quería megavatios y turbinas y cosas grandes. ¿Cómo vas a ir con un trozo de papel?”.… y dije “bueno, yo lo pruebo”… y ganamos.

PDB. ¿Cuál es la DECISIÓN más difícil que has tomado?

NS. Fue entonces. Justo cuando iba a dejar el CSIC porque ya se me acababa el contrato… van y me dan una ERC. Con el dinero de Repsol para incubar la empresa, por un lado, y ahora con 2 millones de euros para desarrollar ideas loquísimas sobre generar energía. Y en ese momento, de verdad que no los quería. Porque yo había conocido ya mi pasión… Pero acepté.

2015 fue un año estresante: la empresa estaba incubándose, me dieron el proyecto de investigación y tenía dos niños pequeños. Entonces… estas canas no crecen solas, ¿sabes? [Se ríe]. Pero me acabó consiguiendo un contrato de profesora ICREA (que es uno de los organismos más prestigiosos). Y pasé de “me van a echar” a ser profesora ICREA, en un año solo. ¡Este país es de locos!

PDB. ¿Cuál ha sido la mayor SORPRESA que te ha dado el emprender?

NS. Encontrar mi vocación real.

PDB. ¿Cómo te ha CAMBIADO emprender?

NS. He empezado a ver las cosas a largo plazo, que lo que estoy haciendo tiene un recorrido. No centrarme en “voy a hacer esto porque no lo ha publicado nadie con este material” sino en plantear: “¿Esto luego cómo se fabricaría? ¿Se podría hacer en masa? ¿Esto se puede escalar? ¿Cuánto costaría? ¿Cómo impactaría ecológicamente?”.

He aprendido a ser crítica y a descartar muchas investigaciones y proyectos por ver que desde el punto de partida están viciados.

PDB. ¿Un CONSEJO para los nuevos emprendedores?

NS. Si hay talento, el dinero no conoce fronteras. Si lo que estás haciendo es bueno y soluciona algo, te vendrá dinero de alguna parte.


4. FUELIUM: «Pequeñas soluciones de ingeniería personalizadas»

PDB. ¿Han cambiado vuestros OBJETIVOS desde que se fundó Fuelium?

NS. Sí, hemos evolucionado bastante. Nuestro plan de negocio inicial era vender baterías de papel a empresas de diagnóstico para alimentar test digitales. Pero ese mercado no estaba tan maduro para adoptar esta tecnología, aunque sea la alternativa más sostenible.

Y como teníamos financiación privada no dilutiva (o sea, conservando nosotros nuestras acciones), fondos públicos y fondos propios de los fundadores… hemos sido muy libres. Así que en vez de esperar a que vengan a comprarnos la pila, decidimos pivotar.

Nos dimos cuenta de que la batería podría servir para realizar otras funciones que sería muy difícil incorporar en un test no-digital. Así que lo que hacemos al final es diseñar pequeñas soluciones de ingeniería supersencillas a grandes problemas.

PDB. ¿Podrías hablarnos de alguno de esos PROYECTOS?

NS. Por ejemplo, los test que se usan en el Tercer Mundo para campañas de sida son muy sencillos: pones la muestra y miras si sale o no la rayita. Estos test tienen una ventana de medida concreta, solo puede mirarse el resultado válido entre los 15min y los 45min. Es una tontería, pero el 50% de estos test se hacen mal por esta razón.

¿Qué hicimos? Nos inventamos cómo utilizar la batería para controlar el tiempo. Así que durante el período adecuado, se enciende un pequeñito LED. Y entonces solamente con mirar de reojo, sabes si el análisis está listo.

Otro extra que hemos habilitado: poder calentar. La energía eléctrica de la batería puede calentar un pequeño calefactor impreso; y podemos llegar a tener 65 ºC para hacer test moleculares. También podemos enviar una señal bluetooth.

PDB. ¿Hay algún dispositivo que utilice vuestras baterías que ya esté en el MERCADO?

NS. Todavía no. Pero sí que tenemos contratos para co-desarrollar futuros productos con clientes y fundaciones.

PDB. ¿Cuál es el DESAFÍO más grande de la compañía en un futuro cercano?

NS. Queremos abrirnos a más campos, pero de momento nos dedicamos a dispositivos de diagnóstico. Creemos que puede tener un impacto más importante. La idea es intentar encontrar soluciones baratas y ecológicas para que los test en el Tercer Mundo sean más efectivos.


5. CONCILIAR: «Como estar entre dos amantes»

PDB. Neus, tu curriculum es impresionante: investigadora, group leader, emprendedora… ¿Qué te FALTA por hacer?

NS. Ah… petarlo. Petarlo y mi primer millón [entre risas]. Es que no tengo dudas al respecto. Me falta mi primer millón.

PDB. Si tuvieras 2 dispositivos de TELETRANSPORTE… ¿Dónde los colocarías? ¿Y por qué?

NS. Pues fíjate… solamente de casa a mi laboratorio (para poder saltarme los atascos)… y el otro sería más un viaje mental. No tengo necesidad de ir a ningún lado en particular. La verdad es que me interesa mucho el viaje intelectual y también el viaje espiritual… y quizás también es que me hago mayor [se ríe].

PDB. ¿Estás trabajando en algo excitante FUERA DEL TRABAJO?

NS. No hay mucho tiempo. Últimamente me he interesado más por el yoga y la meditación. Y ahora mismo estoy disfrutando muchísimo dándoles clase a mis hijos y pasando más tiempo con ellos.

PDB. ¿Qué es lo mejor de ser MADRE y científica?

NS. ¿Nada? [Se ríe]. No, pero son mundos bastante incompatibles. Hay siempre una tensión, como estar entre dos amantes. Las dos actividades exigen muchísima concentración… y cuando estás con uno no puedes estar con el otro. Yo entro por la puerta de mi despacho y desconecto; me olvido de que tengo unos hijos, un marido, y estoy allí. Y cuando salgo, lo bueno es poder volver a desconectar y estar con los niños al 100%.

Y, ahora que mis hijos son más mayores (7 y 10), aprecian más lo que hago y ven que se puede hacer una profesión que te guste, disfrutando e intentando cambiar las cosas.

PDB. ¿Cuál es tu LEMA en la vida?

NS. “Encuentra lo que te hace disfrutar y ve a por ello”.

PDB. Y por último, Neus, ¿cómo te gustaría ser RECORDADA?

NS. Como alguien que inspiraba a los demás. Yo querría que mucha gente entrara a hacer el doctorado con la idea de acabar en una start-up, o de montar la suya, o de engrosar el tejido empresarial local. Una motivación que tengo es imprimir este ADN emprendedor a mucha más gente en nuestro país, en Cataluña… “Think big, but think local”.




PDB. Muchísimas gracias por este buen rato, Neus… y por todo lo que nos has compartido.

NS. No, no, a ti. A ti por interesarte por mi perfil. Tú tienes un trabajo muy chulo, porque nuestro país está desconectado de la importancia de la ciencia pero podéis ayudar a concienciar a la gente… que se indigne si no se invierte en ciencia.

PDB. No podría estar más de acuerdo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*