Un paso más cerca del origen del Universo gracias al hallazgo de 83 cuásares

Un paso más cerca del origen del Universo gracias al hallazgo de 83 cuásares

El reciente hallazgo de 83 cuásares en el Universo primigenio puede llevarnos a conocer el primer agujero negro supermasivo que apareció poco después del Big Bang

descarga

Hace poco más de 13 mil millones de años luz se formó el Universo. Prácticamente los mismos años luz de los 83 cuásares, que recientemente un equipo de astrónomos ha descubierto. Este hito nos revela que, el inicio de la historia del Universo se pudieron formar más agujeros negros supermasivos de los que creíamos,  y esto a su vez, nos puede llevar hasta el primer agujero negro supermasivo creado justo después del Big Bang.

Cuando se habla del Universo entramos en otro plano léxico y conceptual para poder describir lo que realmente sucedió. Empezando por el espacio-tiempo, que dista mucho del uso que le damos en el día a día. De hecho, este descubrimiento se remonta hace miles millones de años, cuando el Universo era menos de una décima parte de lo que es actualmente. El cuásar más distante descubierto en este trabajo es a 13.050 millones de años luz, una distancia similar a la del segundo agujero negro supermasivo más lejano que se ha descubierto nunca.

El equipo de investigación utilizó datos del Hyper Suprime Cam (HSC). Una cámara que recoge una visión de campo siete veces el área de la luna llena

El equipo formado por 48 astrónomos de todo el mundo y liderado por Yoshiki Matsuoka, de la Universidad de Ehime (Japón), utilizaron el Hyper Suprime-Cam (HSC), una cámara innovadora que pudo recoger datos esenciales para el hallazgo. Esta cámara fue montada en el telescopio Subaru del Observatorio Astronómico Nacional de Japón, en la cima de Maun Kea (Hawai). Asimismo, se utilizaron el Gran Telescopio de Canarias (GTC) y el telescopio Gemini para realizar esta investigación. Kazushi Iwasawa, experto del Instituto de Ciencias del Cosmos de la UB (ICCUB), ha sido el investigador principal de las observaciones que se han llevado a cabo con el GTC en esta segunda fase, en la que se descubrieron cerca de un tercio de nuevos cuásares.

Por otra parte, los resultados de la investigación implican un replanteamiento de hipótesis sobre la reionización del hidrógeno al cosmos. Se ha aceptado que el hidrógeno fue neutro en el Universo, pero se reionitzó, es decir, se dividió en protones y electrones, durante el período en que apareció la primera generación de estrellas, galaxias y agujeros negros, y durante los primeros cien millones años después del Big Bang. Esto es un hito en la historia de la cosmología, pero todavía no se sabe qué proporcionó la gran cantidad de energía necesaria para generar la reionización. Al haber utilizado el equipo del HSC, se ha revelado que el número de cuásares observados es mucho menor de lo que se necesita para dar explicación a la reionización. Por tanto, este fenómeno habría surgido de alguna otra fuente de energía, probablemente de varias galaxias que se formaron en el cosmos.

 

Referencia: http://www.ub.edu/experts/

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*