La primera base de datos mundial de vegetación es clave para entender la adaptación de las plantas a los diferentes ecosistemas

La primera base de datos mundial de vegetación es clave para entender la adaptación de las plantas a los diferentes ecosistemas

La base de datos de vegetación denominada “sPlot” contiene más de 1,1 millones de registros con listas de especies de plantas, desde el Ártico a los trópicos

Los factores climáticos globales como las precipitaciones y la temperatura no contribuyen de forma tan relevante en los rasgos funcionales de las plantas

Recientemente se ha publicado en Nature Ecology & Evolution “sPlot”, la primera base de datos que contiene la información sobre las especies de plantas que coexisten en todos los ecosistemas terrestres. Esta base de datos, ha permitido estudiar por primera vez la adaptación de las plantas a nivel de comunidades. La investigación revela que la temperatura y las precipitaciones no son tan relevantes para la adaptación de las plantas como se creía hasta ahora.

La base de datos es una iniciativa del centro del Centro Alemán para la Investigación de Biodiversidad Integrativa (iDiv). Según Helge Bruelheide, profesor de la Universidad Martin Luther Halle-Wittenberg y codirector del iDiv, quien ha liderado el estudio, “Cada punto de nuestra base de datos es un lugar real con coordenadas precisas e información sobre todas las especies de plantas que coexisten allí”.

El trabajo también ha contado con la participación de un centenar de investigadores de 97 universidades y centros de investigación. Entre ellos dos científicos españoles, Josep Peñuelas, científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del CREAF, y Aaron Pérez Haase, investigador de la Universidad de Barcelona vinculado al Centro de Estudios Avanzados de Blanes del CSIC.

Las plantas viven en comunidades

Actualmente se conocen 390,000 especies de plantas. Cada especie se ha adaptado al medio en el que vive y a los cambios que éste sufre. Además, tienen que competir y coexistir con las plantas que les rodean.

Hasta ahora, los estudios que se habían realizado entorno a los rasgos funcionales de la planta como, el tamaño de la planta, el espesor y la composición química, se centraban en especies concretas de plantas, y no a nivel de comunidades.  Pero de acuerdo a Bruelheide “…En realidad, las especies de plantas raras veces se presentan solas; las plantas viven en comunidades”.

Para llevar a cabo el estudio, los científicos combinaron la base de datos “sPlot” con otra plataforma en las que trabaja el iDiv denominada  “TRY”. Ésta es la plataforma más grande del mundo que recoge los rasgos funcionales de 69.000 especies de plantas silvestres.

Nuevo escenario en las investigaciones de distribución de especies vegetales  

La investigación ha demostrado que los factores globales como la temperatura y la precipitación, no juegan un papel tan relevante como se creía en la adaptación de los rasgos funcionales de las plantas.

Por el contrario, el uso local de la tierra y la interacción de diferentes plantas en un lugar específico tienen un impacto mucho mayor en los rasgos funcionales de las comunidades vegetales.

Según el profesor Josep Peñuelas, estos hallazgos muestran que los cálculos futuros de la producción de plantas en España no pueden determinarse únicamente sobre la base de modelos simplistas de temperatura-precipitación.

La base de datos “sPlot” abre una nueva vía para estudiar las diferencias y similitudes de especies en diferentes regiones del mundo, así como abordar las consecuencias que tendrá el cambio climático sobre la vegetación.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*