Sesión 2.2: Comunicación científica y educación

Sesión 2.2: Comunicación científica y educación

El 24 de noviembre asistimos a la segunda sesión del curso, dedicada a la Ciencia en la enseñanza obligatoria, impartida por Salva Ferré.

Salva inicia la sesión presentado de forma breve su extenso currículum en el campo de la divulgación y la didáctica de las ciencias. Además de ser uno de los coordinadores académicos del curso, socio y codirector de la empresa Eduscopi, es editor de varios libros de divulgación, autor de numerosos artículos divulgativos y de más de 25 libros de texto de ciencias, tanto en formato papel como digital, y autor de contenidos y recursos interactivos, ya sean animaciones, simulaciones y vídeos, entre otros.

Mientras nos presenta una selección de los materiales y recursos en los que ha estado involucrado a lo largo de su trayectoria profesional, nos cuenta las lecciones aprendidas de sus éxitos y sus fracasos, haciendo especial hincapié en los puntos clave que tenemos que tener en cuenta a la hora de generar cualquier tipo de recurso o proyecto educativo y de divulgación. A grandes rasgos los más importantes son: Identificar al cliente y entender qué necesita, evaluar la utilidad de los recursos educativos a realizar, si éstos ya existen, mejorarlos, y aprender haciéndolos. Por último, nos remarca la importancia de crear una marca que identifique el producto para que todos tengan la misma línea editorial.

En la educación formal nos presenta por una parte, el currículo básico de Educación Primaria, y por otra, el de Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato (disponibles en formato pdf en el aula virtual). El objetivo es entender en qué consiste un currículo educativo, las horas lectivas de las que disponen los docentes para trabajarlos en el aula y cómo adaptar los contenidos a las horas lectivas y a los diferentes niveles educativos. Nos propone que, de forma individual, pensemos en un recuso educativo para explicar un concepto en el aula.

La primera actividad en la que tenemos que trabajar en grupos y por temática es pensar en 5 puntos clave sobre Habilidades y destrezas científicas, Biodiversidad, La Tierra, Materia y cambios, Movimiento y fuerzas y energía, respondiendo a la pregunta “¿Qué debería saber cualquier persona al acabar la enseñanza obligatoria?”. El objetivo final del ejercicio propuesto era darse cuenta no sólo de la importancia del punto clave a trabajar en el aula, más allá de los conceptos teóricos a explicar, sino de cómo presentarlo de una forma atractiva.

En el aula virtual se ha colgado el documento elaborado con los puntos clave clasificados por los temas propuestos. Al final de la clase se ha asignado un punto clave por persona. ¡Primera tarea del curso a entregar! Cada uno de nosotros tiene que diseñar un recurso educativo con su punto clave.

Una vez hecho el ejercicio nos hace pensar si el concepto en el que pensamos de forma individual es curricular, llegando a la conclusión que todos los temas son curriculares, sólo es necesario relacionarlos de forma adecuada con el currículo.

Otro punto interesante de la clase ha sido el currículo oculto, aquello que decimos sin saber que lo estamos diciendo, como por ejemplo, la visión que proyectamos de la ciencia, las diferencias de género, la educación lingüística y visual y la propiedad intelectual, entre otras. No es motivo de este secretariado hacer un análisis exhaustivo de cada uno de ellos, pero si desarrollaré dos puntos que me han parecido más interesantes entorno a:

  1. Acercando la ciencia al aula: El efecto Pigmalión.
  2. La ciencia en las escuelas  (Mujeres haciendo ciencia, Mujer y trabajo y Mujer y ciencia).

1. Acercando la ciencia al aula: El efecto Pigmalión.

¿Cuál es la imagen que tienen nuestros alumnos de la ciencia? Según un estudio realizado recientemente, a nuestros adolescentes la ciencia les parece interesante y curiosa, aunque también, difícil y aburrida. Entonces, si la ciencia es Interesante y curiosa ¿Por qué ese desinterés por los temas científicos? ¿Somos los profesores, divulgadores y comunicadores científicos responsables de la imagen que tienen las ciencias en el aula y en la sociedad?

Si la ciencia ya es interesante por sí misma, quizás los enseñantes tengamos, por una parte que cambiar la actitud (Efecto Pigmalión); y por otra, utilizar nuevas formas de enseñar, para cambiar los adjetivos negativos. Para convertir a la ciencia, además de interesante y curiosa, en fácil y divertida.

¿Cómo despertar el interés por la ciencia? Fuente: aulaPlaneta

 


2. La ciencia en las escuelas

Diferentes estudios científicos han llegado a la conclusión que los niños a partir de los 5 años de edad empiezan a estereotipar los trabajos que las personas hacen según su género.

Campañas de concienciación en las escuelas como invitar a personas que expliquen su trabajo pueden tener un gran impacto en los niños y ayudarlos a comprender por qué son importantes las asignaturas que están estudiando y en particular las asignaturas científicas.

Desarrollar actitudes científicas fomenta que el estudiante aprenda a analizar problemas, a observar, recoger y organizar información relevante, a utilizar diferentes métodos de análisis y evaluarlos, y a compartir los resultados obtenidos. También pretenden desarrollar en el estudiante la curiosidad por el mundo que les rodea, la importancia de cómo se recogen los datos y su validación, la importancia de tener un espíritu crítico y la disposición para el trabajo en equipo.

Mujeres haciendo ciencia

7 de cada 10 niñas están interesadas en la ciencia, pero sólo 2 de cada 10 realizaran una carrera científica. A través de las voces de diferentes niñas se pretende cambiar la estadística y animarlas a realizar una carrera científica. Sabrías decirme el nombre de alguna inventora? El video escogido forma parte de una campaña que Microsoft realiza para crear oportunidades para todos los jóvenes. DigiGirlz es un programa Microsoft YouthSpark que brinda a las niñas la oportunidad de aprender sobre carreras en tecnología.

Fuente: Microsoft

Mujer y trabajo

Muestra como los niños, al comienzo de su educación, ya definen las oportunidades laborales diferenciando entre las que son para hombres y las que son para mujeres. Cuando se les pide que dibujen un bombero, un cirujano y un piloto de combate, 61 de los dibujos eran de hombres y sólo 5 eran dibujados como mujeres. Es hora de redibujar el equilibrio.

Fuente: inspiringthefuture.org

Mujer y ciencia

Los niños a partir de 5 años a menudo estereotipan los trabajos que las personas hacen de acuerdo con su género. Invitar a profesionales a dar charlas en las escuelas puede ayudarlos a entender por qué son importantes las asignaturas que están estudiando y en particular de la ciencia.

 

Fuente: inspiringthefuture.org


Leave a Comment

Your email address will not be published.

*