Mi blog está que arde

Mi blog está que arde

Se acerca el final del curso y estamos todos a tope con los trabajos. Yo, por mi parte, no paro de escribir en el blog. ¡Está que arde!

Por si tenéis hueco entre tecleo y tecleo echad un vistazo a mis últimas entradas:

«El indeseado termostato del cuerpo», en la sección Seré breve, donde os cuento por qué el sudor es imprescindible para la vida aunque odiemos estar mojados y pegajosos con este calor.

«Prodigy, el hombre de los glóbulos rojos menguantes», entrada que decidí escribir cuando me enteré del fallecimiento hace dos días de la muerte de esta leyenda del rap neoyorquino supuestamente a causa de complicaciones derivadas de su anemia falciforme.

¡A leer se ha dicho!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*